Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca | Paula's Apron

Hay millones de recetas de pollo con arroz y estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es una de las que más me ha sorprendido en mi vida. Es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca es simplemente increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo (luego te doy ideas), te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo.

¿El secreto? Pochar las pechugas de pollo, te prometo que te va a dar las pechugas de pollo más jugosas que jamás hayas preparado en tu vida. Sin utensilios especiales ni artilugios sofisticados más allá de un termómetro de carne si lo tienes. Es una técnica muy fácil que puedes aplicar siempre hasta solo con agua, sin ningún aromatizante, y así tener un pollo jugoso neutro, fácil de utilizar en mil platos: bocadillos, ensaladas, pasta, tartas saladas, sopas, wraps… Estoy segura de que cuando lo pruebes vas a añadir esta técnica en tu repertorio para toda la vida.

Nota: la receta completa, incluidas las cantidades de los ingredientes, se puede encontrar en la parte inferior de esta página. Simplemente ve hacia abajo o haz clic en el botón «Salta a la Receta» que encontrarás arriba del todo de esta publicación.

Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca a base de cebolleta, perejil (o cilantro) y lima es increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo a lo que te guste o tengas, te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo. Es una receta de pollo saludable y completa que se va a quedar contigo para siempre. | Receta de Paula's Apron

Me encantan los libros de cocina porque me permiten aprender nuevas técnicas, me hacen probar nuevos sabores, texturas, ingredientes… Y son una forma de cocinar sin pensar en qué voy a hacer: cojo el libro, los ingredientes, sigo los pasos y boom, hoy no he tenido que pensar en qué voy a improvisar con lo que tengo y hacerlo interesante, ya me lo ha dado una súper receta de un libro.

Luego, si la receta me ha gustado, la incorporo inconscientemente en mi repertorio, ya sea la mezcla de sabores, de texturas, de ingredientes o la técnica. Y no solo esto, sino que voy un paso más allá y al final la acabo adaptando a mi forma de cocinar, a lo que tengo por casa añadiendo o sustituyendo una cosa por la otra… Y esto es lo que me ha pasado exactamente con este pollo con arroz.

Uno de los libros que empecé a devorar durante el 2023 es Cook This Book (Cocina Este Libro) de Molly Baz, siempre aprendo algo con sus recetas (también de combinaciones que no me han gustado, pero que si separas los elementos y los combinas de otra forma entonces me parecen sublimes). Y una de las cosas que he aprendido es que pochar pechugas de pollo te da las pechugas de pollo más jugosas del mundo, suaves y ligeras a la vez.

Total, que hoy te traigo una versión adaptada de su receta de pollo pochado con arroz que a la vez está inspirada en el Khao Man Gai, un arroz con pollo tailandés que a su vez viene de un plato de Hainan, China. Y es que me enamoré de este plato por su sencillez pero a la vez por tener tanto sabor, por conseguir pechugas de pollo jugosísimas y por ser un plato que no me puede sentar mejor cuando estoy regulín. Por todo esto tenía que compartir esta receta de pollo con arroz contigo.

Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca a base de cebolleta, perejil (o cilantro) y lima es increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo a lo que te guste o tengas, te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo. Es una receta de pollo saludable y completa que se va a quedar contigo para siempre. | Receta de Paula's Apron

¿Qué Es Pochar?

No hay nada que me dé más pereza que unas pechugas de pollo secas (un clásico por desgracia), pero desde que descubrí que pochándolas siempre siempre siempre me quedan jugosas he recurrido a esta técnica mil veces, y no solo con pollo, sino que con pescado también.

¿Y qué es pochar? Pochar es una técnica de cocina que consiste en cocinar alimentos sumergidos en un líquido, como agua, leche, caldo o vino. Y se diferencia de otros métodos de cocción donde el alimento también se cocina sumergido en un líquido (como hervir) porque cuando pochamos lo hacemos a fuego lento.

Caldo para Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca hecho con pechugas de pollo con piel y hueso, jengibre, ajo, puerro, cebolleta, perejil, sal, pimienta y agua. Todo en una olla.

Notas sobre Los Ingredientes para Esta Receta de Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca

La lista de ingredientes es realmente simple en comparación al resultado que da este plato. Además, son ingredientes que puedes encontrar fácilmente en todos los súpers, pero por si acaso aquí te dejo algunas notas sobre ellos e ideas de sustitución. La receta detallada para hacer estas pechugas de pollo pochadas con arroz con las cantidades como siempre la tienes al final.

  • Pollo: en concreto pechugas, porque hoy vamos a aprender como hacerlas para que queden jugosas siempre. Úsalas idealmente con piel y hueso para dar más sabor al caldo resultante.
  • Ajo: para dar sabor al caldo.
  • Jengibre: para dar sabor al caldo y no hace falta pelarlo, es un paso tedioso si lo queremos pelar sin desechar mucha pulpa y no pasa nada si cocinamos el jengibre con piel. Solo te diría de sacar la piel si ves alguna zona dañada o sucia.
  • Cebolleta: por un lado vamos a usar la parte verde oscura para el caldo y por la otra la parte verde clara y blanca para la salsa fresca. Si no encuentras cebolleta puedes usar cebolla tierna.
  • Perejil o Cilantro: yo uso perejil simplemente porque el cilantro no es santo de mi devoción, pero puedes usar uno u otro indistintamente hoy. Vamos a usar los tallos para el caldo y la hoja para la salsa fresca.
  • Puerro: siempre que uso puerro, como en la Vichyssoise o en mi Gratén de Alubias y Puerro, la parte verde la limpio y congelo o guardo en la nevera para usar en caldos y hoy le va ideal. Si tienes pieles de cebolla o de chalotas también quedan perfectas.
  • Lima: para la salsa fresca. Puedes sustituirla por limón.
  • Pimienta negra: la vamos a usar sin moler para añadirla al caldo. Si no tienes pimienta en grano, omítela.
  • Sal: que no le falte sazón ni al caldo, ni al arroz, ni a la salsa.
  • Aceite de oliva: necesario para la salsa fresca.
  • Arroz: para el plato de hoy es preferible usar basmati o jazmín por su aroma, que marida a la perfección con los sabores del caldo y de la salsa y aporta un toque incluso más especial al plato. Si no tienes, usa arroz de grano corto sin problema.
Ingredientes para Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca: pechugas de pollo, ajo, jengibre, cebolletas, ajo, puerro, pimienta negra en grano, perejil.

Algunos Consejos y Notas sobre Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca

No te miento cuando te digo que es una receta sencillísima, pero ahí van un par de ases bajo la manga.

  • Puedes adaptar los sabores del caldo para aplicar esta técnica igualmente pero usar el pollo de otras formas. Por ejemplo puedes ponerle hierbas frescas o secas como hierbas provenzales, tomillo, romero… O puedes cocinar el pollo con verduras como si fueses a hacer un caldo de pollo clásico (zanahoria, apio, chirivía, cebolla). Solo con ajo, pimienta y limón también queda genial.
  • Para obtener un caldo más sabroso, usa pechugas de pollo con piel y hueso. Una vez las pechugas de pollo estén cocidas ya se lo retiraremos.
  • Guarda el caldo que te sobre para hacer sopas en un pispás, para enriquecer cremas de verduras o para salsas. Yo es el caldo que uso para hacer este Ramen de Pollo.
  • Cuando cortes el hueso de la pechuga, ¡no tires la carne de pollo que se haya quedado en el hueso! Limpia el hueso con las manos y guarda el pollo desmigado para bocadillos o sopas.
  • Saca las pechugas de la cazuela cuando al pinchar en el centro de la parte más gruesa, la temperatura sea de 66ºC. Como lo vamos a dejar reposar, el calor residual va a continuar cociendo la pechuga hasta llegar a unos 71-75ºC, la temperatura perfecta para que el pollo esté hecho y jugoso.
Componentes del plato Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca: caldo, arroz basmati, pechugas de pollo cocinadas con piel y hueso, salsa fresca.

Como Usar el Pollo Pochado

S, en lugar de combinar las pechugas de pollo pochadas con arroz y salsa fresca como hoy quieres hacer pollo pochado para otros platos, aquí te dejo algunas ideas.

  • Bocadillos: corta las pechugas en rodajas o a tiras y úsalas por ejemplo en mi Bocadillo de Pollo y Mayonesa a la Mostaza con Focaccia, o mezclado con mayonesa y combinado con lechuga, cebolla encurtida y tomate por ejemplo. O como un bikini (sandwich mixto) pero usando pollo en lugar de jamón de York.
  • Quesadillas: mismo concepto que el bocadillo pero usando tortillas de harina, añadiendo queso y pasando la quesadilla por una sartén. Aquí te dejo una opción usando pita en lugar de tortillas de harina donde añadir el pollo puede quedar de fábula: quesapita de espinacas y tomate seco.
  • Wraps: puedes usarlo para wraps, como por ejemplo en mi Wrap de Pollo con Salsa de Queso Crema.
  • Ensalada: córtalo a dados y añádelo a tus ensaladas. Puede quedar genial en una ensalada césar, añadiéndolo en una ensalada Waldorf o sustituyendo el atún por pollo en la ensalada niçosie.
  • Pasta y Arroz: puedes mezclarlo con pasta y arroz, ya sea un arroz frito tipo 3 delicias o con una pasta con salsa de tomate o con una salsa cremosa por ejemplo.
  • Sopas: quedaría genial en mi sopa de tortellini, donde podrías sustituir los tortellini por pasta corta y añadir el pollo al final.
  • Salsas: sirve la pechuga tal cual o laminada y con salsa por encima. Esta salsa a la mostaza le iría fenomenal.
Salsa Fresca para Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz a base de cebolleta, perejil, sal, aceite y zumo de lima.

Cómo Conservar y Recalentar Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca

Esta receta es perfecta si te quieres planificar el menú semanal con antelación o para batch cooking, pero lo que la puedes hacer con antelación y lo que no te comas al momento conservarlo para más adelante.

En la nevera: pon el pollo, el arroz, el caldo colado y la salsa fresca en diferentes recipientes herméticos. Una vez fríos, guárdalos en la nevera hasta 4 días.

En el congelador: así como la salsa fresca y el arroz cuando se descongelan quedan con una textura blandurria, por eso no me gusta congelarlos, el pollo y el caldo colado se pueden congelar sin problema. Ponlos en diferentes recipientes herméticos y congélalos hasta 3 meses.

Como recalentarla: si habías congelado el pollo y el caldo, descongélalos en la nevera el día anterior. Devuelve el pollo a temperatura ambiente si con la temperatura del caldo y arroz ya tienes suficiente. Sino, puedes recalentarlo en el microondas 1 minuto con un cucharón de caldo (no queremos que se reseque). Por otro lado, recalienta el arroz y el caldo, por separado, en el microondas o en un cazo.

Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca a base de cebolleta, perejil (o cilantro) y lima es increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo a lo que te guste o tengas, te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo. Es una receta de pollo saludable y completa que se va a quedar contigo para siempre. | Receta de Paula's Apron

Más Recetas para Disfrutar de las Pechugas de Pollo

Si haces esta receta de Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca, deja un comentario y una valoración para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca a base de cebolleta, perejil (o cilantro) y lima es increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo a lo que te guste o tengas, te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo. Es una receta de pollo saludable y completa que se va a quedar contigo para siempre. | Receta de Paula's Apron
5 de 2 votos

Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca

Hay millones de recetas de pollo con arroz y estas Pechugas de Pollo Pochadas con Arroz y Salsa Fresca es una de las que más me ha sorprendido en mi vida. Es reconfortante y a la vez ligera, llena de sabor pero simple y la tienes lista en 30 minutos. La combinación del pollo con el caldo de su cocción y el arroz, y el contraste con la salsa fresca a base de cebolleta, perejil (o cilantro) y lima es increíble. Además, podrás adaptar los sabores del caldo a lo que te guste o tengas (luego te doy ideas), te va sobrar caldo extra para marcarte una buena sopa otro día sin esfuerzo y ya, lo mejor de todo, es que te quedan las pechugas de pollo más jugosas del mundo.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación10 minutos
Tiempo de Cocción20 minutos
Tiempo Total30 minutos
Sirve: 2 personas (ver notas)
Autor: Paula

Ingredientes

  • 1 cabeza de ajo
  • 1 trozo de jengibre - del tamaño del pulgar
  • 4 cebolletas - o una cebolla tierna
  • 1 manojo de perejil - o cilantro
  • 2 pechugas de pollo - con piel y hueso
  • 2 puerros - solo la parte verde (ideal para reusar esta parte que te haya sobrado de otras recetas con puerro)
  • 1 cda de pimienta negra en grano
  • Sal
  • 1 lima
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 taza de arroz - preferiblemente basmati o jazmín

Instrucciones

Prepara el Pollo y el Caldo

  • Empieza preparando las verduras para el caldo. Corta la cabeza de ajo por la mitad, lamina el jengibre (no hace falta pelarlo a no ser que tenga alguna zona tocada), corta la cebolleta para separar la parte verde oscura de la verde clara y blanca (la verde oscura la vamos a usar para el caldo y el resto para la salsa fresca) y corta el perejil para separar el tallo de las hojas (el tallo lo vamos a usar para el caldo y las hojas para la salsa fresca luego).
  • En una cazuela u olla suficientemente ancha para que las pechugas no se superpongan, pon las pechugas en la base con la piel hacia arriba, el ajo, el jengibre, la parte verde oscura de la cebolleta, los tallos del perejil y los dos trozos de puerro. Cubre con agua y añade la pimienta negra en grano y una cucharada de sal.
  • Cocina a fuego medio-alto hasta que arranque un hervor suave. Da la vuelta a las pechugas y continúa cociendo el pollo en un hervor suave, que nunca borbotee fuerte. Si hace falta, añade agua para que las pechugas estén siempre cubiertas y desespuma el caldo para retirar impurezas. El pollo estará listo cuando el centro de la parte más gruesa esté a 66ºC, por lo que es ideal tener un termómetro de carne. El tiempo exacto dependerá del grosor de la pechuga y puede ir de 15 a 30 minutos. Si no tienes termómetro de carne, puedes comprobar el punto de cocción a los 20 minutos cortando la parte gruesa del pollo, si está cocinado por completo y solo queda un poco de rosa pálido en el centro, estarán listas.
  • Saca las pechugas de la olla y deja que reposen durante 10 minutos. Se continuarán cociendo con el calor residual hasta llegar a 71ºC-74ºC, punto en el que estarán totalmente cocidas pero súper jugosas. Por otro lado, tapa el caldo y reserva (puedes dejar que continúe en el fuego a la potencia más baja para mantenerlo caliente). Ver notas.

Prepara el Arroz

  • Mientras el pollo se está cociendo, prepara el arroz. Enjuaga el arroz con agua hasta que el agua salga clara.
  • En un cazo pequeño pon el arroz con el doble de agua en volumen (si usas arroz jazmín o basmati, esta es la proporción ideal, si usas otro tipo de arroz, sigue las instrucciones del paquete) y una cucharadita de sal.
  • Calienta a fuego medio-alto hasta que arranque un hervor suave, tapa el cazo, baja el fuego al mínimo y cocina durante 10 minutos. Pasado este tiempo, apaga el fuego y deja el cazo tapado otros 10 minutos.
  • Destapa y airea el arroz con ayuda de un tenedor. Reserva.

Prepara la Salsa Fresca

  • Mientras las pechugas de pollo están reposando, prepara la salsa. Descarta el extremo inferior de las cebolletas y lamínalas. Pica también las hojas de perejil.
  • En un bol, mezcla las cebolletas laminadas, el perejil, media cucharadita de sal, zumo de una lima y añade aceite para que te quede una mezcla untuosa. Prueba y ajusta de sal y aceite. Reserva.

Sirve

  • Retira la piel y el hueso de las pechugas (si queda pollo pegado en el hueso, luego lo puedes sacar con las manos y guardarlo en la nevera para otros usos) y córtalas, en contra de la fibra, en láminas de 1 cm de grosor.
  • Pon un poco de arroz en la base de cada plato y la pechuga laminada encima. Añade un par de cucharones de caldo por encima y termina aderezando con la salsa fresca. ¡A disfrutar!

Notas

  • Puede llegar para 3 o 4 si usas pechugas de pollo grandes y quieres poner la mitad por persona.
  • El caldo que te sobre, cuélalo y guárdalo en la nevera o congelador para hacer sopas, enriquecer salsas o cremas de verduras.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

5 from 2 votes (2 ratings without comment)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2023. All rights reserved.
Close