Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos

1K

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla y además tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. ¿Qué más se puede pedir?

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve el curry servido en platos con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Abajo a la izquierda hay pan extra y arriba a la derecha un poco de perejil.

Idea de Esta Receta

Y ya que siempre me preguntáis por la inspiración y de donde saco las ideas, déjame que te cuente un poco de historieta :P. La receta de hoy está basada en el Curry de garbanzos y berenjena de La Cuchara Azul. Hablando con Asu y Ana, las 2 hermanas detrás de La Cuchara Azul, sobre hacer una de sus recetas me decanté por esta porqué, a parte de la pintaza que tenía, ¡no me podía creer que todavía no hubiese subido en el blog ninguna receta de curry!

En UK, mientras vivía en Oxford, descubrí la comida India (bueno y la Thai y la Nepalí y la…), y es que allí es tipiquísima. Y como te puedes imaginar, pues del restaurante a aprender a hacer cosillas en casa (naan, dahl, curries…). Como muchas cocinas, tienen algún plato complicado, pero también tienen muchísimos al alcance de cualquiera. Eso sí, requiere que tengas en la despensa alguna especia más a parte de las clásicas mediterráneas, pero especias súper fáciles de encontrar, lo prometo. Espero animarte con esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena y que lo puedas comprobar tu mismo.

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve de muy cerca el curry servido en un plato con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Abajo a la izquierda se ve una esquina de pan extra, arriba a la derecha un poco de perejil y abajo a la derecha la esquina de otro plato con curry.

Pero bueno, volviendo a La Cuchara Azul, son 2 hermanas increíbles con mucha pasión por la cocina y en cada plato que comparten no pueden transmitir más cariño. ¡Ah! Y si tienes air fryer son las reinas indiscutibles, te dejan pasmado con lo que se puede llegar a hacer. Yo a día de hoy no tengo, pero vamos que como tienen recetas de todo tipo tampoco tuve problemas con elegir una receta ;).

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. Aquí se ve el curry en una cazuela al fondo y una cuchara de madera con un poco del curry de garbanzos y berenjena para que se aprecien todos los detalles.

Qué Se Necesita para Esta Receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 Minutos

Como te he prometido, hacer curries no tiene porqué ser complicado, empezando por los ingredientes. Ya verás que esta receta solo requiere cosillas que están en cualquier supermercado a día de hoy :).

  • Garbanzos: como se trata de una receta rápida, hoy uso garbanzos ya hechos – de bote. Hoy en día hay muy buenas marcas que no tienen ingredientes raros en la etiqueta, por lo que tirar de ellas es la salvación muchas veces. Si tienes garbanzo seco y/o prefieres cocerlo tu, aquí te explico como puedes cocerlos :).
  • Berenjena: aporta textura y sabor (es de mis hortalizas favoritas por cierto 🙂 ). La Cuchara Azul sugieren salarlas y dejarlas una media hora en un escurridor para que suelte todo su amargor. Yo no he hecho este paso porque las berenjenas que compro en la verdulería y frutería del barrio nunca salen amargas, y tiempo que me ahorro de cocina :P. Además, encuentro que si las pochamos bien bien bien junto con la leche de coco, cualquier rastro de amargor que podría haber «desaparece».
  • Cebolla: un ingrediente clásico tanto de la cocina india como de la nuestra, esencial para dar saborcito del bueno.
  • Curry: aquí hay una variedad infinita de mezclas (es como si decimos mezcla de hierbas mediterráneas, cada persona puede poner las que quiera y en las cantidades que quiera XD), la suerte que tenemos pero es que hoy en día ya las encontramos hechas en el súper y en tiendas de especias (en los Barrios del Raval y Poble Sec en Barcelona hay un montón). Asu y Ana usan pasta de curry amarillo, pero como yo tenía curry en polvo amarillo justamente pues he usado este.
  • Leche de Coco: a mi me encanta el toque aromático que aporta y si tu curry es picante pues va genial para balancearlo. Si no te gusta, puedes cambiarlo por caldo de verduras o simplemente agua. Si echas una ojeada a la receta original verás que en su lugar lleva agua, coco rallado deshidratado y almidón de maíz (para espesar), pero como ellas mismas sugieren, se puede sustituir por leche de coco. Por cierto, al usar leche de coco no se necesita espesante extra (es decir, no hace falta maizena), porque esta ya espesa. ¡Importante! No confundir con agua de coco – la leche de coco tiene contenido en grasa y suele venir en lata, el agua suele venir en bric y es puramente el agua del interior del coco.
  • Aceite de oliva: necesario para sofreír las verduras.
  • Sal y Pimienta: realzan los sabores del curry.
Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve el curry servido en platos con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Abajo a la izquierda hay pan extra y arriba a la derecha un poco de perejil.

Opcional para servir:

  • Arroz: a mi me encanta el basmati o jazmín para este plato porque son más aromáticos, pero el que tengas en casa sirve. La cuestión es tener algo para no dejar ni rastro de la salsita de curry al final.
  • Pan: naan, bazlama, pita incluso… no solo sirve para mojar en la salsa sino que como ellos lo usan es a modo cuchara, y es que un bocado de curry con el pan… ¡Sublime!
  • Perejil o cilantro: un toque de color siempre va bien, porque los curries que no llevan tomate… pues pueden parecer un poco desaboridos si solo tenemos en cuenta el color – ¡puro engaño!
Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve el curry servido en un plato con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Dos manos - las mías - están apoyadas a cada lado del plato como si se estuviesen calentando.

Algunas Preguntas Frecuentes

¿Por Qué Sofríes las Especias Antes de Echar la Leche de Coco?

Sofreír las especias con aceite primero despierta todos sus aromas y además los químicos aromáticos de cada una de las especias usadas en el curry en polvo reaccionan entre ellas creando un aroma más unificado. Eso sí, solo necesitas 30s-1min ya que las especias molidas pueden quemarse bastante rápido, lo que se cargaría todo su sabor y el plato.

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve de muy cerca el curry servido en un plato con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). El plato es hondo y está encima de otro plato plano. A la derecha del plato hondo hay una cuchara apoyada en el plato plano. Abajo a la izquierda se ve una esquina de pan extra, arriba a la derecha un poco de perejil y abajo a la derecha la esquina de otro plato con curry.

¿Se Puede Preparar con Antelación?

¡Sí, sí, sí! Es de esos platos que cogen aún más sabor con el reposo, por lo que puedes hacerlo tranquilamente uno o dos días antes. Verás como todos los sabores se asientan y el curry es aún más bueno si cabe. Así que si entre semana no tienes tiempo, puedes hacerla el finde en modo batch cooking sin problema :). Además, puedes hacer el doble o triple de cantidad y congelar una parte para más adelante – de 30 minutos, ¡pasamos a una comida de 5!

¿Como Conservar El Curry de Garbanzos y Berenjena?

En la nevera: pon el curry en un recipiente hermético o tarro y una vez frío guarda en la nevera hasta 5 días.

En el congelador: pon el curry en un recipiente hermético, tarro o en una bolsa para el congelador incluso. Una vez frío, guarda hasta 2-3 meses en el congelador. Si haces mucha cantidad, te recomiendo que congeles las cantidades que crees que usarías para una comida en distintos recipientes, ya que una vez lo descongeles no se debería de volver a congelar.

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve el curry servido en platos con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Abajo a la izquierda hay pan extra y arriba a la derecha un poco de perejil.

Más Recetas de Cuchareo Rápidas Que Te Van a Enamorar

Si haces esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Y si lo acompañas con un poco de arroz basmati y pan ya ni te digo, no dejarás ni una gota de salsita en el plato. Por cierto, si sigues alguna dieta especial, esta receta es vegana, sin gluten y sin lactosa. En esta foto cenital se ve el curry servido en platos con arroz basmati, perejil fresco y pan plano (en concreto bazlama). Abajo a la izquierda hay pan extra y arriba a la derecha un poco de perejil.
5 from 1 vote

Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos

Esta receta de Curry de Garbanzos y Berenjena en 30 minutos es perfecta para una comida entre semana o incluso cena. Es rápida de hacer, sencilla, pero tiene una de sabor ¡increíble! Con un poco de arroz y pan ya ni te digo. Además es vegana, sin gluten y sin lactosa.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación5 min
Tiempo de Cocción25 min
Tiempo Total30 min
Sirve: 4 personas
Autor: Paula

Ingredientes

Curry

  • 1 cebolla - picada
  • 1 berenjena - mediana, cortada en cubitos
  • ½ cdta sal
  • 2 cdtas curry en polvo - yo he usado curry amarillo (ver notas)
  • ½ cdta pimienta negra
  • 400 g garbanzos cocidos - escurridos y enjuagados (peso escurrido)
  • 1 lata leche de coco - (400 ml)
  • Aceite de oliva

Para Servir

  • Arroz basmati - o jazmín
  • Pan plano - naan, bazlama (tenéis receta en el blog), pita
  • Perejil fresco - o cilantro

Instrucciones

  • En una cazuela mediana, echa un chorro de aceite de modo que cubra el fondo. Calienta a fuego medio y pocha la cebolla.
  • Cuando la cebolla esté translúcida y un poco doradita, añade la berenjena con la 1/2 cucharadita de sal. Sofríe hasta que se ablande, unos 10 minutos.
  • Añade la pimienta, el curry y remueve bien durante medio minuto para activar los sabores de las especias.
  • Echa los garbanzos y la leche de coco a la cazuela. Llena 2/3 de la lata con agua (mejor si es filtrada) y también para la cazuela. Deja que haga chuchup a fuego medio bajo unos 15 minutos, sin tapar, para que el agua evaporada se disipe y se concentren los sabores, quedando una salsa más espesita. Ajusta de sal.
  • Sirve con arroz y pan plano tipo naan o bazlama y con un poco de perejil fresco por encima para dar un toque de color. ¡A disfrutar!

Notas

  • Si el curry que usas es suave de sabor, te recomiendo que añadas: 1 cucharadita de jengibre fresco picado, 1/4 cucharadita de cayena (para un toque picante) y 1 cucharadita de cúrcuma. 
  • Se puede preparar con antelación. Es de esos platos que cogen aún más sabor con el reposo, por lo que puedes hacerlo tranquilamente uno o dos días antes. Además, puedes hacer el doble o triple de cantidad y congelar una parte para más adelante – de 30 minutos, ¡pasamos a una comida de 5!
  • Para conservar el Curry de Garbanzos y Berenjena:
    • En la nevera: pon el curry en un recipiente hermético o tarro y una vez frío guarda en la nevera hasta 5 días.
    • En el congelador: pon el curry en un recipiente hermético, tarro o en una bolsa para el congelador incluso. Una vez frío, guarda hasta 2-3 meses en el congelador. Si haces muchas cantidad, te recomiendo que congeles en distintos recipientes con las cantidades que crees que usarías para una comida, ya que una vez lo descongeles no se debería de volver a congelar.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puntuación de la Receta




Únete a la Conversación

  1. Lo hemos probado en casa, acompañado del arroz y pan bazlama con la receta de Paula, y es una combinación deliciosa!!
    Muy buena manera de que los menos fans de los garbanzos de la casa se los coman a gusto 🤣5 stars

    1. Paula Author says:

      ¡¡Merci Laia!! Entre estos curries y el hummus podremos convertir a los garbanzo-haters 🤣

Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close