Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón

520

Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón perfecto para impresionar en una comida con amigos y familia o en cualquier celebración. Es un entrante ideal con un poco de ensalada al lado y sobretodo es un aperitivo de muerte. Y es que la base crujiente de hojaldre con la capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate es irresistible. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado ¡antes de que se te ocurra desecharlo!).

Esta tarta de pesto y tomate con requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir sin freno (yo la primera :P).

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo). | Receta de Paula's Apron

Ingredientes para Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es súper sencillo y encima versátil en cuanto a poder cambiar algunos de los ingredientes por lo que tengas a mano. Te dejo algunas notas sobre los ingredientes principales.

  • Hojaldre: en esta receta uso hojaldre ya hecho para hacerla lo más simple posible. Siempre me decanto por opciones de hojaldre que estén hechas con mantequilla y de nevera (aquí en España aún no he encontrado buenas opciones congeladas en comparación a las que encuentro de nevera). Si usas hojaldre congelado, asegúrate de descongelarlo primero en la nevera.
  • Quesos:
    • Requesón (o Mató o Ricotta): este queso aporta cremosidad y ligereza a la base de pesto y quesos sin añadir grasa. Hace que quede como una capa mullidita entre el tomate y el hojaldre deliciosa.
    • Cheddar: uso cheddar curado para un toque de sabor y esta vez me decanté por la variedad naranja para dar un punto de color distinto pero puedes usar blanco sin problema. Es un queso que derrite bien, pero no tiene ese punto de fundente como puede ser el del provolone o mozzarella. Es balance entre sabor y queso derretido Se podría sustituir fácilmente por emmentalgouda o Gruyère.
    • Provolone: es el queso que nos va a aportar esa textura de queso fundido que se estira, estira y estira, sin alterar el sabor del resto. Otra opción sería usar mozzarella curada, fontina o Urgèlia.
    • Mozzarella fresca: me gusta añadirla como toque final por encima del tomate. Al hornearla y tostarse aporta contraste de color a la tarta, además de que un poco más de queso nunca va mal ¿no? Pero sería opcional.
  • Tomate: esta tarta es perfecta para usar tomates tanto un poco verdes como imperfectos. Usa los tomates que tengas a mano, variedades como kumato, tomate rosa, corazón de buey, raf, moruno irían genial. Queda muy bonito y sabroso mezclar distintos tipos.
  • Pesto: yo uso el clásico genovés de albahaca y piñones, casero :), pero puedes usar ya hecho. Si lo usas comprado del súper intenta que en la lista de ingredientes haya piñones y aceite de oliva en lugar de otros frutos secos y aceites.

Como Conservar Esta Tarta de Pesto y Tomate con Requesón

Si te sobrase hojaldre – que lo dudo 😉 – consérvalo en un recipiente hermético en la nevera. Eso sí, para mi gusto esta tarta cuando está más buena es recién salida del horno, con el topping caliente y el hojaldre extra crujiente. Aunque vamos, no le digo que no ni a temperatura ambiente o incluso recién salido de la nevera.

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo). En esta foto la tarta está cortada en 4 tiras a lo ancho.| Receta de Paula's Apron

Algunas Preguntas Frecuentes

¿Cómo evitar que los tomates suelten mucha agua?

Si los tomates que vayas a usar tienen un alto contenido en agua, cuando los hornees dejarán como una capita líquida encima (el agua que habrán soltado). Si quieres evitarlo, puedes salar las rodajas de tomate primero sobre una bandeja cubierta con papel absorbente y dejarlas reposar durante unos 10-15 minutos. Pasa otro papel absorbente por encima de las rodajas de tomate y listo para usar.

¿Puedo hacer esta tarta en formato individual?

¡Por supuesto! De hecho si quieres servir este hojaldre de requesón y tomate como entrante, si lo haces en formato individual queda mejor presentado te diría y con más borde crujiente para cada uno. ¡Ah! Y sin posibilidad de discusiones sobre quien se queda el centro, quien la punta…

Para hacerlo en formato individual, corta la lámina de hojaldre en 6 trozos y sigue el proceso que indico en la receta pero para cada tartaleta.

Alternativamente, podrías cortar 6 círculos con un cortador y con lo que sobre puedes hacer galletitas de hojaldre. Simplemente corta el sobrante en trozos pequeños, ralla un poco de queso por encima o/y espolvorea con tus semillas favoritas y hornea junto con las tartaletas.

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo). En esta foto de cerca se pueden apreciar en detalle las capas de hojaldre, la mezcla de quesos y pesto, el tomate y el toque final de mozzarella y albahaca fresca.| Receta de Paula's Apron

¿Puedo preparar la tarta con antelación?

Puedes preparar la capa de queso el día antes y conservarla en la nevera. La tarta en sí como te comentaba antes lo mejor es hacerla y disfrutarla al momento.

Si no tienes opción, como mucho la haría medio día antes, ya que con el paso del tiempo el hojaldre se va ablandando. En el momento de servir puedes volverla a poner en el horno unos 5 minutos a 220ºC o si tienes una sartén suficientemente grande puedes recalentarla en la sartén. Evita en todo caso el microondas, ya que este la reblandecería más.

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo). En esta foto, la tarta está cortada en 12 porciones.| Receta de Paula's Apron

Más Ideas de Aperitivos Crujientes

Si haces esta receta de Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo). | Receta de Paula's Apron

Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón

Este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón es fácil de hacer y con un resultado tan bueno que hace que todo el mundo siempre quiera repetir. Base crujiente de hojaldre con una capa de quesos y pesto que contrasta tanto de textura como de sabores con el tomate horneado. Además, hornear el tomate realza su sabor y ayuda a que quede más dulzón, por lo que esta tarta es una forma genial de usar algún tomate verde que tengas por ahí (o incluso para usar algún tomate un poco tocado antes de desecharlo).
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación10 min
Tiempo de Cocción25 min
Tiempo Total35 min
Sirve: 12 porciones
Autor: Paula

Ingredientes

  • 1 lámina de hojaldre - si usas congelada descongélala la noche anterior en la nevera
  • 250 g de requesón - mató o ricotta
  • 65 g de pesto
  • 65 g de cheddar - maduro y rallado
  • 65 g de provolone - rallado
  • 2 tomates - grandes, cortado en rodajas (variedades tipo corazón de buey, raf, de barbastro o kumato por ejemplo)
  • Sal - preferiblemente sal marina en escamas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 125 g de mozzarella fresca - (una bola de mozzarella) escurrida y secada con papel absorbente
  • 1 huevo - batido
  • Albahaca - para decorar

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 200ºC con calor arriba y abajo (190ºC con ventilador).
  • En un bol mezcla el requesón con el pesto, cheddar y provolone. Reserva.
  • Estira la lámina de hojaldre sobre una bandeja de horno con papel de horno para que no se pegue (yo uso el que viene en el paquete con el hojaldre enrollado). Pincha toda la superficie dejando un borde de 2-2.5cm.
  • Esparce la mezcla de quesos y pesto sobre el hojaldre respetando el borde anterior. Dispón las rodajas de tomate encima de modo que se superpongan un poco (en el horno al perder agua encogen). Sala el tomate y echa un hilillo de aceite por encima. Finalmente, desgarra la bola de mozzarella en pedazos y repártelos por encima del tomate.
  • Pinta los bordes del hojaldre con huevo y hornea durante 25 minutos o hasta que la mozzarella se haya derretido y dorado y los bordes de hojaldre también estén dorados.
  • Decora con unas hojas de albahaca por encima y ¡a disfrutar!.

Notas

  • Puedes hacer el hojaldre en formato individual: corta la lámina de hojaldre en 6 trozos y sigue el proceso que indico en la receta. Alternativamente, podrías cortar 6 círculos con un cortador y con lo que sobre puedes hacer galletitas de hojaldre. Simplemente corta el sobrante en trozos pequeños, ralla un poco de queso por encima o/y espolvorea con tus semillas favoritas y hornea junto con las tartaletas.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close