Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos | Paula's Apron

Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos

1K

Otra comida o cena rápida, deliciosa y que parece de restaurante con cero complicaciones: Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos. Es un plato elegante con la salsa en la base y los espárragos y salmón encima (no lo he puesto con la piel para arriba en las fotos simplemente para que se viera bien que es salmón, pero sírvelo con la piel crujiente a la vista y de restaurante total). Pero, a parte de la presentación, lo mejor es que es sencillo, sabroso y nutritivo.

Nota: la receta completa, incluidas las cantidades de los ingredientes, se puede encontrar en la parte inferior de esta página. Simplemente ve hacia abajo o haz clic en el botón «Salta a la Receta» que encontrarás arriba del todo de esta publicación.

Esta receta combina una suave y cremosa salsa de coliflor con salmón jugoso y espárragos al dente, creando un plato lleno de sabor y con un contraste de texturas delicioso. Un buen plato de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos te deja satisfecho en todos los sentidos siendo muy ligero. La coliflor aquí hace magia y si eres reticente a ella te prometo que no la vas a notar. | Receta de Paula's Apron

Esta receta surgió porque cuando hice la Pasta con Salsa Cremosa de Coliflor y Migas de Chorizo me sobró salsa para parar un tren entre las pruebas, grabaciones y tomar fotos, y tenía que usarla sí o sí que aquí no se tira nada. Comerla con pasta sieeeeeempre hubiese terminado siendo aburrido y repetitivo, así que tocó ser creativa, aunque ya verás que aquí fue fácil serlo, el misterio es poco.

Esta receta combina una suave y cremosa salsa de coliflor con salmón jugoso y espárragos al dente, creando un plato lleno de sabor y con un contraste de texturas delicioso. Un buen plato de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos te deja satisfecho en todos los sentidos siendo muy ligero. La coliflor aquí hace magia y si eres reticente a ella te prometo que no la vas a notar. | Receta de Paula's Apron

El salmón con miso y mostaza es un combo popular, por lo que una salsa con el sabor umami del miso, el ligero toque a mostaza y un toque extra de ajo que le queda genial al pescado también iba a ser un acierto seguro. Por otro lado, una salsa así queda genial con verduras y los espárragos, que están de temporada y le van genial al salmón tanto de sabor como de contraste de texturas, estaba segura de que iba a ser otro acierto y no defraudó (la temporada es una fuente de inspiración mágica, en serio XD).

Salmón coliflor y espárragos

Notas sobre Los Ingredientes para Esta Receta de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos

Ya sé que compartí los detalles de la salsa cremosa de coliflor en la receta de la pasta, pero te lo vuelvo a poner aquí para que no tengas que saltar de un lado a otro. Al final de todo tienes la receta detallada con las cantidades, pero aquí te dejo algunas notas sobre los ingredientes e ideas de sustitución.

  • Salmón: es la proteína protagonista de hoy. Puedes usar otro pescado blanco como bacalao, merluza, dorada, gallo o lubina por ejemplo, o pollo, ya sea pechuga o contramuslo o muslo deshuesado por ejemplo.
  • Espárragos: el toque verde de hoy aprovechando que está de temporada. Corazones de alcachofa, espinacas, acelgas, brócoli, berenjena, calabacín… Todas estas verduras irían genial.
  • Coliflor: el corazón de la salsa. Vamos a usar tanto el tallo como los arbolitos, aquí no se tira nada.
  • Ajo: le da un toque de sabor a la neutra coliflor y lo vamos a hervir junto con ella para que deje el aroma sin repetir luego (si lo usásemos crudo para mi gusto sería demasiado fuerte en esta receta). Si tienes ajo asado o ajo confitado, úsalos sin problema en lugar de hervir dientes de ajo.
  • Mostaza: en concreto mostaza de Dijon. Le da intensidad a la salsa, cuerpo. Si te gusta que aporte más picante, usa mostaza inglesa. También puedes sustituirla por media cucharadita de mostaza en polvo. Si no vas a usar chorizo en el topping, también puedes usar alguna salsa picante como tabasco o sriracha en lugar de mostaza (el chorizo no tiene porque ser picante, pero no usaría estas salsas si uso chorizo para evitar que los sabores se tapen entre ellos).
  • Miso: aporta umami y realza el resto de sabores. En una salsa cremosa con queso, quesos como el parmesano, manchego curado o pecorino romano aportarían este sabor. Si no tienes miso, puedes deshacer un par de anchoas en el aceite primero, siguiendo el método que vimos en la receta de Bimi con Burrata y Aceite de Ajo.
  • Aceite de Oliva Virgen Extra: para dar untuosidad a la salsa, encima al añadirse crudo se mantienen todas sus propiedades. Y también para cocinar el pescado y darle un toque final al plato.
  • Sal y Pimienta Negra: para sazonar. Además, la pimienta negra le da cuerpo y acompaña al miso y a la mostaza.
Ingredientes Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos | Receta de Paula's Apron

Con Qué Usar Esta Salsa Cremosa de Coliflor

Cuando prepares esta receta, puedes duplicar o triplicar las cantidades para hacer la salsa cremosa de coliflor y usar lo que te sobre en otros platos a lo lo largo de la semana o incluso congelarla para más adelante. ¿Con qué otras cosas puedes usarla pues además de con pescado?

  • Pasta, como vimos en la Pasta con Salsa Cremosa de Coliflor y Migas de Chorizo .
  • Pechugas de pollo a la plancha, la misma idea que con el pescado.
  • Como base de una pizza, y encima le pones queso y chorizo por ejemplo (o bacon o jamón). En este caso dejaría la salsa bastante espesa pero, para que no deje la base blandurria. Si ves que tu salsa está muy líquida, puedes calentarla en una sartén y dejar que reduzca hasta que tenga consistencia de salsa de tomate.
  • Legumbres, mezclada con garbanzos y alubias o como base de unas lentejas beluga aliñadas con una vinagreta clásica.
  • Vale que la lasaña sería «pasta» pero quería ponerla como opción porqué esta salsa puede servir como relleno entre capas de lasaña mezclada añadiendo espinacas, kale o acelgas salteadas previamente. Si quisieras podrías poner también un poco de queso como mozzarella y parmesano.

Cómo Conservar y Recalentar Este Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos

Si te sobra (que sinceramente lo único que creo que te puede sobrar es salsa), guarda los componentes de esta receta de salmón con salsa cremosa de coliflor y espárragos por separado en recipientes herméticos.

En la nevera: conserva la salsa y los espárragos en la nevera durante 5 días, el pescado máximo 2 días.

En el congelador: lo único que congelaría es la salsa para usarla más adelante, ya que una vez se descongela vuelve a quedar como recién. Si te ha sobrado pescado y espárragos cocinados, no quedan bien de textura cuando se descongelan.

Para recalentarlo: recalienta cada componente por separado ya sea en el microondas o la salsa en un cazo y los espárragos y el pescado en una sartén a fuego bajo con un chorrito de agua y tapado para que el vapor de agua que se genere caliente el salmón homogéneamente y los espárragos homogéneamente.

Esta receta combina una suave y cremosa salsa de coliflor con salmón jugoso y espárragos al dente, creando un plato lleno de sabor y con un contraste de texturas delicioso. Un buen plato de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos te deja satisfecho en todos los sentidos siendo muy ligero. La coliflor aquí hace magia y si eres reticente a ella te prometo que no la vas a notar. | Receta de Paula's Apron

Más Recetas de Salmón Fáciles y Rápidas

Si haces esta receta de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos, deja un comentario y una valoración para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Esta receta combina una suave y cremosa salsa de coliflor con salmón jugoso y espárragos al dente, creando un plato lleno de sabor y con un contraste de texturas delicioso. Un buen plato de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos te deja satisfecho en todos los sentidos siendo muy ligero. La coliflor aquí hace magia y si eres reticente a ella te prometo que no la vas a notar. | Receta de Paula's Apron
5 de 1 voto

Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos

Esta receta combina una suave y cremosa salsa de coliflor con salmón jugoso y espárragos al dente, creando un plato lleno de sabor y con un contraste de texturas delicioso. Un buen plato de Salmón con Salsa Cremosa de Coliflor y Espárragos te deja satisfecho en todos los sentidos siendo muy ligero. La coliflor aquí hace magia y si eres reticente a ella te prometo que no la vas a notar.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación5 minutos
Tiempo de Cocción15 minutos
Tiempo Total20 minutos
Sirve: 4 personas
Autor: Paula

Ingredientes

Para la Salsa de Coliflor

  • 300 g de coliflor
  • 3 dientes de ajo
  • 50 ml de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cda de mostaza de Dijon
  • 1 cdas de miso - preferiblemente shiro miso (miso blanco)
  • 1/2 cdta de sal
  • 1/2 cdta de pimienta negra

Para el Salmón y los Espárragos

  • 600 g de salmón - cortado en 4 filetes o 4 filetes de 150 g cada uno. Con o sin piel al gusto.
  • 500 g de espárragos trigueros - unos 9 espárragos por persona. Grosor medio preferiblemente o grande (no muy delgados).
  • Sal
  • Pimienta negra
  • Aceite de oliva virgen extra

Instrucciones

Para la Salsa Cremosa de Coliflor

  • En la otra olla, añade la coliflor y los dientes de ajo y cuece durante 8 minutos o hasta que la coliflor quede blanda (mientras se cuece puedes aprovechar para preparar el salmón y los espárragos). Cuando esté lista, será fácil de pinchar con un cuchillo.
  • Reserva 200 ml de agua de cocción de la coliflor y escúrrela. En el vaso de una batidora de pie o de batidora de mano, añade la coliflor y los dientes de ajo cocidos, el aceite de oliva, la mostaza, el miso, la sal, la pimienta negra y tritura junto con 150 ml del agua de cocción de la coliflor. Añade el resto del agua reservada de poco en poco para ajustar la consistencia si hace falta hasta conseguir un espesor como de puré y una textura suave y sedosa. Prueba y rectifica de sal si hace falta.

Para los Espárragos

  • Corta la parte astillosa del final de los espárragos o hazlo manualmente (mi preferencia). Si lo haces con las manos, dobla el tallo por la parte del final para que se parta por su punto natural de rotura.
  • Calienta una sartén grande a fuego medio-alto y añade un poco de aceite de oliva. La cantidad de aceite depende de cuántos espárragos vayas a cocinar, pero generalmente una o dos cucharadas son suficientes.
  • Una vez que el aceite esté caliente (pero no humeante), añade los espárragos en una sola capa. Si no caben todos, es mejor hacerlo en tandas para evitar que se cuezan al vapor en lugar de saltearse. Salpiméntalos.
  • Cocina los espárragos, girándolos ocasionalmente, hasta que estén tiernos y ligeramente dorados en algunas partes, entre 5 y 8 minutos dependiendo del grosor de los espárragos. Retira los espárragos de la sartén y resérvalos en un plato.

Para el Salmón

  • Mientras se cuecen los espárragos, puedes hacer el salmón en paralelo. Seca los filetes de salmón con papel absorbente y salpiméntalos.
  • Calienta una sartén grande – para que entren los 4 filetes de salmón – a fuego medio y echa un chorrito de aceite para que al hacer el salmón a la plancha no se pegue (puedes poner por ejemplo un par de cucharadas y repartirlo con un pincel por la superficie de manera que esta quede totalmente embadurnada pero sin que haya exceso de aceite, no queremos freír el salmón). Si tus filetes de salmón tienen piel, ponlos en la sartén por la parte de la piel primero (si no tienen piel, empieza por el lado que prefieras). Cocina durante un par de minutos o hasta que veas que el salmón ha cogido color hasta la mitad. Da la vuelta y continúa cocinando durante un minuto a fuego medio/medio-alto (buscamos que quede una capa exterior dorada y crujiente que contraste con el centro jugoso y tierno. Si prefieres una capa exterior blanda, entonces haz el salmón a fuego medio/medio-bajo). El tiempo exacto va a depender del grosor. Retira el salmón de la sartén y reserva en un plato.

Para Servir

  • Para emplatar, en la base de cada plato pon 3-5 cucharadas de salsa (cantidad según el tamaño del plato), y repártela haciendo círculos con el dorso de la cuchara. Reparte los espárragos entre los platos y pon el salmón encima, ligeramente cruzado (como si los espárragos con el salmón hicieran una X estirada). Si tu salmón tenía piel, puedes elegir si dejar la piel a la vista o ponerla bocabajo (bocarriba siempre mantiene mejor el crujiente y es como se suele servir en restaurantes).
  • Echa un hilo de aceite de oliva virgen extra en círculo alrededor del salmón y pimienta negra recién molida. Sirve inmediatamente y ¡a disfrutar!

Notas

  • Las medidas cucharadas (cdas) y cucharaditas (cdtas) son de las cucharas medidoras estándar (1 cda = 15 ml, 1 cdta = 5 ml).

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

5 from 1 vote (1 rating without comment)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2023. All rights reserved.
Close