Pechugas de Pollo Caprese

721

Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana. Primero se marina el pollo con un adobo balsámico, para que quede más tierno. Luego se asa a la parrilla, donde el vinagre balsámico se carameliza. Finalmente, se cubre con queso mozzarella y una deliciosa ensalada de tomates cherry con albahaca. ¡Simplemente delicioso!

Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana! Primero se marina el pollo con un adobo balsámico, para que quede más tierno. Luego se asa a la parrilla, donde el vinagre balsámico se carameliza. Finalmente, se cubre con queso mozzarella y una deliciosa ensalada de tomates cherry con albahaca. Aquí se puede ver un plato con dos pechugas de pollo cocinadas, la mozzarella y la ensalada de tomate por encima. A bajo a la derecha hay un tenedor y un cuchillo apoyados al plato y un manojo de albahaca. Arriba a la izquierda hay un pequeño bol con sal y arriba a la derecha un bol con extra de ensalada encima de una tabla de madera.

Inspiración

Siempre tengo tomates cherry en la nevera. Son sabrosos todo el año y duran más que otras variedades de tomate, lo que los convierte en un ingrediente conveniente para tener siempre a mano. Además, si has echado un vistazo a la página Sobre mí, habrás visto que las pechugas de pollo son probablemente otro ingrediente que siempre tengo en el congelador.

Por otro lado, Jennifer de Lemon Apron compartió una ensalada Caprese de Tortellini y pensé… Si una Caprese clásica puede convertirse en una deliciosa ensalada de pasta, entonces, ¿por qué no convertir el pollo en Pollo Caprese? Y aquí estamos.

Ensalada Caprese Convertida en Pechugas de Pollo Caprese

La ensalada Caprese es una ensalada italiana tradicional hecha con mozzarella fresca, tomates en rodajas y albahaca (sí, son los colores de la bandera italiana). Estos se sazonan con sal y aceite de oliva o una vinagreta balsámica.

¿Cuáles son los cambios?

  • Obviamente el pollo, que primero se marina con una vinagreta de hierbas y vinagre balsámico.
  • Cambié la mozzarella fresca por lonchas de un queso mozzarella curado. La mozzarella curada derrite rápidamente y suelta menos agua, lo que significa que el vinagre balsámico caramelizado – del marinado de pollo – permanecerá concentrado después de añadir el queso (usando mozzarella fresca, el queso soltaría agua que diluiría los jugos caramelizados).
  • El topping de tomate y albahaca se adereza con una vinagreta de vinagre balsámico con una adición especial: la cebolla. La cebolla le aporta un delicioso toque con garra al pollo cuando los ingredientes se combinan en la boca.
Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana! Primero se marina el pollo con un adobo balsámico, para que quede más tierno. Luego se asa a la parrilla, donde el vinagre balsámico se carameliza. Finalmente, se cubre con queso mozzarella y una deliciosa ensalada de tomates cherry con albahaca. Aquí se puede ver un plato con 2 pechugas cocinadas con la mozzarella y la ensalada por encima. Arriba a la izquierda hay un pequeño bol con sal.

Cocina el Pollo a la Perfección

Ya sabes que me encanta la barbacoa; pero a veces el clima no coopera o simplemente no tengo ganas de cocinar en el exterior. Puedes cocinar el pollo en la parrilla, en una sartén en el fuego o en la freidora de aire. Lo que sea mejor para ti. Aquí tienes cómo hacerlo: 

  • En la barbacoa: Cocina el pollo en una barbacoa precalentada si es de gas o con brasas si es de leña y bien engrasada. Si es de gas que esté aproximadamente a 190°C). Da la vuelta al pollo al cabo de 5-6 minutos para que se haga por igual en ambos lados.
  • Al fuego (vitro o inducción):  Calienta una cucharada de aceite en una sartén grande, a fuego medio. Cocina el pollo durante 12-14 minutos, dándole la vuelta una vez a medio cocer, hasta que esté listo.

Puedes utilitzar un termómetro para carne para verificar la temperatura interna del pollo. La temperatura mínima de cocción segura del pollo es 74°C.

Si prefieres hornear las pechugas de pollo, ¡también es una opción! En este caso, recomiendo encarecidamente que eches un vistazo a este artículo increíble de Downshiftology: se llama BEST BAKED CHICKEN BREAST – literalmente La Mejor Pechuga de Pollo al Horno (y es cierto) .

Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana! El marinado sirve para que las pechugas queden con más sabor y más tiernas. En esta foto vemos las pechugas de pollo en una fuente de cristal embadurnadas con el marinado de hierbas y vinagre balsámico.

Algunas Notas

¿Qué tomates van mejor?

Los tomates cherry tienden a ser crujientes y sabrosos, incluso cuando no están de temporada, por lo que funcionan muy bien en una receta de este tipo en cualquier época del año. Puedes sustituirlos por otras variedades de tomate, pero asegúrate de que no sean muy blandos. Es necesario que tengan una textura que contraste con la ternura del pollo.

Los tomates pera o los tomates corazón de buey serían una excelente opción. Yo evitaría usar los tomates Monterosa, por ejemplo, que tienen muchas semillas y no son muy crujientes.

¿Puedo conservar las sobras?

¡Por supuesto! Se conservan muy bien en un recipiente hermético, en la nevera. Sin embargo, conserva la ensalada de tomate por separado.

Puedes preparar todo con hasta 2 días de antelación (asar el pollo y preparar la ensalada) y guardarlo en la nevera. Simplemente, no le añadas la mozzarella hasta el día en que planees comer las pechugas de pollo caprese, cuando las recalientes entonces pon la mozzarella.

Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana! Primero se marina el pollo con un adobo balsámico, para que quede más tierno. Luego se asa a la parrilla, donde el vinagre balsámico se carameliza. Finalmente, se cubre con queso mozzarella y una deliciosa ensalada de tomates cherry con albahaca. Aquí se puede ver en grande un plato con dos pechugas de pollo cocinadas, la mozzarella y la ensalada de tomate por encima. A bajo a la derecha hay un tenedor y un cuchillo apoyados al plato. Arriba a la izquierda hay un pequeño bol con sal.

¿Con qué puedo usar la ensalada de tomate?

Puedes reutilizar la ensalada y ponerla

La ensalada caprese se usa como topping para la pechuga de pollo con mozzarella. Hacemos en cantidad para que se pueda servir extra como acompañamiento. Aquí vemos una foto de la ensalada en un bol enamelado con un manojo de albahaca al fondo.

Si haces esta receta de Pechugas de Pollo Caprese, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Grilled Chicken Caprese recipe, a delicious twist on the classic Italian caprese salad. Close shot of the plate with the chicken caprese and cutlery.

Pechugas de Pollo Caprese

Esta receta de Pechugas de Pollo Caprese es una deliciosa variación de la clásica ensalada italiana. Primero se marina el pollo con un adobo balsámico, para que quede más tierno. Luego se asa a la parrilla, donde el vinagre balsámico se carameliza. Finalmente, se cubre con queso mozzarella y una deliciosa ensalada de tomates cherry con albahaca.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación3 min
Tiempo de Cocción12 min
Tiempo de Marinado30 min
Tiempo Total45 min
Sirve: 2 personas
Autor: Paula

Ingredientes

Pollo marinado

  • 2 pechugas de pollo
  • 1,5 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 1,5 cdas de vinagre balsámico
  • ¼ cdta de orégano seco
  • ¼ cdta de albahaca seca
  • ¼ cdta de perejil seco
  • ¼ cdta de romero seco
  • Sal
  • Pimienta negra
  • 2 lonchas de mozzarella curada

Ensalada de tomate

  • 250 g de tomates cherry - en cuartos
  • 1 diente de ajo - sin corazón y picado
  • 2 cdas de cebolla - finamente picada
  • 1 puñado de albahaca - picada
  • 2 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cda de vinagre balsámico
  • Sal

Instrucciones

Marina el Pollo

  • Pon las pechugas de pollo en un plato hondo o en una fuente. Sazona el pollo con sal, pimienta y las hierbas por ambas caras. Echa el aceite de oliva y vinagre por encima y gíralo para embadurnarlo bien por todos los lados, masajeándolo suavemente para que quede bien impregnado. Déjalo a un lado durante 30 minutos, o cúbrelo y déjalo en la nevera hasta 24 horas.

Ensalada de tomate

  • Mientras se marina el pollo, prepara el topping de tomate. Mezcla los tomates cortados, el ajo, la cebolla, la albahaca, el aceite, el vinagre y la sal en un bol. Reserva a un lado o tápalo y guárdalo en la nevera hasta que esté listo para usarlo.

Cocina el pollo

  • Calienta una sartén a fuego medio o precalienta una parrilla (barbacoa). Pon las pechugas de pollo y cocina durante unos 6 minutos sin moverlas. Dales la vuelta y cocina por otros 5 minutos.
  • Cubre cada pechuga con una loncha de mozzarella, si lo haces en sartén tápala y cocina durante 1 minuto más. Retira.

Para Servir

  • Sirve el pollo en un plato. Echa un poco de ensalada de tomate por encima y sirve el resto en un bol al lado. Disfruta!

Notas

  • El tiempo de cocción variará según el tamaño de las pechugas de pollo y la fuente de calor. Para ser preciso, usa un termómetro para carne para verificar que la temperatura interna de las pechugas de pollo haya alcanzado los 75°C.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puntuación de la Receta




Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close