Buñuelos de Viento Rellenos de Crema | Paula's Apron

Buñuelos de Viento Rellenos de Crema

1.7K

Como el año pasado aprendimos a hacer buñuelos de viento, he pensado que para este podemos aprender a hacer una de sus versiones más populares: Buñuelos de Viento Rellenos de Crema Pastelera, porque si juntas algo bueno con uno de tus rellenos favoritos… Postre doblemente bueno ¿no? Y bueno, de paso te traigo un básico de repostería que no puede faltar en ningún repertorio, una buena crema pastelera, suave y sedosa.

Nota: la receta completa, incluidas las cantidades de los ingredientes, se puede encontrar en la parte inferior de esta página. Simplemente ve hacia abajo o haz clic en el botón «Salta a la Receta» que encontrarás arriba del todo de esta publicación.

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera típicos de semana santa. Los buñuelos quedan súper esponjosos y la crema pastelera suave y sedosa. Son perfectos para disfrutar como postre, merienda o para compartir en cualquier ocasión especial. Combinan dos dulces buenísimos así que... Resultado doblemente bueno. | Receta de Paula's Apron

De verdad que hacer tanto buñuelos de viento como crema pastelera es fácil, sobretodo la crema. Los buñuelos son un poco más laboriosos si haces en cantidad, porque se tienen que freír en tandas, pero le sacas esto y, como no tienen que levar, tienes la masa lista en un pis pas. ¿Y doble bonus? Que se hace todo con ingredientes que probablemente tengas ahora mismo en casa (con excepción del algún aromatizante, vale, pero me la juego a que tienes algún sustituto o alternativa).

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera típicos de semana santa. Los buñuelos quedan súper esponjosos y la crema pastelera suave y sedosa. Son perfectos para disfrutar como postre, merienda o para compartir en cualquier ocasión especial. Combinan dos dulces buenísimos así que... Resultado doblemente bueno. | Receta de Paula's Apron

Notas sobre los Ingredientes para Hacer Buñuelos de Viento

La base para hacer los buñuelos de viento es la de una masa choux, pero en lugar de hacerlos al horno como en el caso de los profiteroles o éclairs, la masa se fríe. En sí no tiene mucho sabor, por eso se suele aromatizar la leche si no vamos a poner relleno. Al final de todo tienes la receta detallada, pero aquí te dejo algunas notas sobre los ingredientes e ideas de sustitución:

  • Leche y/o Agua: para hacer la masa de los buñuelos puedes usar una u otra indistintamente. A mi me gusta combinarlas porque encuentro que el agua los hace un pelín más ligeros mientras que la leche los hace más mulliditos.
  • Anís: en Cataluña, el 99% de los casos vas a encontrar que llevan anís, ya sea en la masa o rociados con él por encima. A mi me gusta ponerlo en la masa porqué deja el aroma sin que se note el alcohol, además de que es como lo hace la abuela. Si vas a hacer los buñuelos para niños, sustituye el anís por agua y puedes añadir anís estrellado a la mezcla leche mientras se calienta para infundirla con sus aromas.
  • Mantequilla: la puedes sustituir por manteca de cerdo si quieres. El añadir una grasa ayuda a que no se formen grumos cuando la harina entra en contacto con la leche o agua.
  • Azúcar: vamos a añadir un poquito a la masa para darle alegría y luego para rebozar.
  • Sal: siempre ayuda a realzar los sabores y que no sea soso el resultado.
  • Harina: da consistencia a la masa.
  • Levadura química (o polvos de hornear): es opcional, y no se añadiría en la receta tradicional, pero se pueden usar para ayudar a que los buñuelos queden huecos aunque no hayamos hecho una masa choux (es como se llama la masa de los buñuelos) perfecta. En el caso de añadir, los buñuelos van a «explotar» cuando los frías (va a aparecer una grieta) y eso es de esperar y necesario para que se hagan bien por dentro. Ten en cuenta que al añadir levadura química la masa queda menos mullidita al expandirse más (las «capas de masa» quedan más finas).
  • Canela: puedes usar en rama e infundir la leche con ella o en polvo y añadirla cuando añadas la harina, como hago yo hoy (esta opción también funciona genial si solo usas agua).
  • Piel de limón: hoy la vamos a usar para aromatizar el aceite de fritura, pero también puedes usarla para infundir la leche.
  • Huevos: para rebozar la torrija antes de freírla.
  • Aceite: de girasol o de oliva refinado suave. Necesitamos un aceite con el punto de humeo alto para poder freír bien los buñuelos sin miedo a quemar el aceite.

En la receta de buñuelos de viento tradicionales te dejé alternativas para infundir la leche de los buñuelos con otros sabores si quieres echarle un vistazo.

Friendo Buñuelos de Viento para rellenar de Crema en una sartén con 4 dedos de aceite

Notas sobre los Ingredientes para Hacer Crema Pastelera

Hacer crema pastelera es realmente sencillo y para mi es un básico de cocina que no puede faltar en un repertorio si tienes que hacer algún postre de vez en cuando. Sirve para rellenar desde tartas a bollería como croissants o doughnuts, para hacer sándiwches de galletas, para hacer vasitos de fruta con una base de crema y crujiente por encima por ejemplo. Y lo mejor es que solo pide 4 ingredientes base, el resto son aromatizantes.

Al final de todo tienes la receta detallada para hacer estos buñuelos rellenos de crema, pero aquí te dejo algunas notas sobre los ingredientes e ideas de sustitución para hacer este relleno:

  • Leche: es la base líquida de la crema pastelera, sin ella básicamente no hay crema XD. Para mejor resultado usa leche entera, es la que da el resultado más cremoso. No te recomiendo que uses leche desnatada.
  • Aromatizantes: uso canela en rama y piel de limón que para mi maridan a la perfección con los aromatizantes de los buñuelos de viento de hoy. Puedes jugar con los aromatizantes como más te guste: usar otras especias, extracto o pasta de vainilla (pero intenta evitar aroma a vainilla, da un sabor muy artificial que puede malograr un postre tan bueno como el de hoy).
  • Huevos: aportan sabor, color y textura a la crema. Aunque actúan como espesantes también, aquí lo que realmente espesa es el almidón de maíz, pero los huevos son los responsables de que la textura sea suave y sedosa tan apetitosa.
  • Azúcar: no solo aportan dulzor, sino que al blanquearlo con los huevos ayuda a conseguir una crema con una textura como más aireada y suave incluso. Además, el azúcar ayuda a que la crema aguante más tiempo sin estropearse.
  • Almidón de Maíz: es el componente espesante de la crema pastelera tradicional y al no tener gluten hace que la crema pastelera sea apta para celíacos. Otra ventaja que tiene es que es insípido (la harina tiene sabor a harina, valga la redundancia, pero el almidón de maíz es mucho más neutro), lo que lo hace ideal para elaboraciones que queramos aromatizar, como esta.
Mise en place para rellenar Buñuelos de Viento con crema pastelera. En un plato hay algunos buñuelos vacíos, en otro plato hay algunos buñuelos rellenos y delante hay una manga pastelera con boquilla redonda llena de crema pastelera.

Como Conseguir unos Buñuelos de Viento de Diez

  • Ten en cuenta que la leche, al contener azúcares naturales y proteína, va a hacer que los buñuelos se tuestan más rápidamente que si solo usases agua. Tienes que dejar que los buñuelos se hagan igualmente hasta que «exploten» para que no queden crudos por dentro.
  • Opcionalmente puedes añadir levadura química (o polvos de hornear) para ayudar a que los buñuelos queden huecos aunque no hayamos hecho una masa choux perfecta. En el apartado de «notas sobre los ingredientes» te he dejado más detalles.
  • Añade la harina a la mezcla líquida muy caliente y continúa cocinando sobre el fuego para conseguir el mismo efecto que cuando hacemos bechamel: buscamos que los almidones de la harina gelatinicen y así absorban el líquido, y esto se ve favorecido al cocinar la harina.
  • Usa huevos que estén a temperatura ambiente, no fríos. Esto ayuda a que se integren mejor en la masa y que luego los buñuelos crezcan mejor durante la fritura.
  • Añade los huevos cuando la masa esté tibia-caliente, pero no muy caliente, ¡no queremos cocinar los huevos! Es importante añadirlos, eso sí, mientras la masa está tibia-caliente porqué esto favorece a que luego los buñuelos crezcan mejor durante la fritura.
  • Usa una sartén de paredes altas o una ollita para freír los buñuelos. Tiene que caber suficiente aceite para que haya unos 3-4 dedos de alto y que los buñuelos puedan darse la vuelta solos.
  • El aceite para la fritura tiene que estar caliente pero no borbotear, burbujitas pequeñas está bien pero si vemos que empiezan a salir burbujas grandes tendremos que bajar el fuego. Queremos que los buñuelos no solo se tuesten por fuera sino que tengan tiempo de hacerse por dentro.
Buñuelo de Viento partido por la mitad y se ve que está lleno de huecos

Trucos y Consejos para una Crema Pastelera Perfecta

  • Bate los huevos con el azúcar antes de añadir el almidón de maíz hasta que blanqueen (la mezcla se va a aclarar y va a coger volumen). El blanquearlos primero te permitirá conseguir una crema más suave y ligera al final.
  • Retira la capa de nata que se haya podido formar sobre la leche antes de verterla sobre la mezcla de huevos para evitar que queden trocitos de nata en la crema (al batirla nunca se acaba de integrar del todo).
  • Añade solo un poco de la leche caliente a la mezcla de huevos antes de añadir el resto para atemperarlos – y si puedes ve batiendo mientras la añades. Esto evitará que se cocinen de golpe, lo que crearía grumos.
  • Cuando calientes la mezcla, remueve sin parar para que no se agarre al fondo del cazo, queremos conseguir una mezcla homogénea y, de nuevo, sin grumos.
  • Hay un punto en la que la mezcla empieza a espesar: la espumita de la superficie desaparece y se nota al remover. Saca la mezcla del fuego sin dejar de remover y bate muy vigorosamente hasta conseguir una mezcla homogénea. Este paso minimiza la aparición de grumos.
  • Para asegurarte de que los huevos se han cocinado a una temperatura segura y matar bacterias como la salmonela, devuelve la crema al fuego una vez haya espesado y cocínala hasta que borbotee.
  • Cubre la crema a piel con papel film mientras se atempera (o si la vas a usar otro día) para que no se forme una costra. Esta costra luego sería difícil de integrar bien en la crema en el momento de usarla, es decir: grumos.
  • Antes de usar la crema, vuélvela a batir. Mientras se enfría va cogiendo cuerpo y te puede parecer que ha espesado demasiado pero verás que, al volverla a batir, la consistencia es la correcta.

Como Conservar Estos Buñuelos de Viento Rellenos de Crema Pastelera

Si te sobrasen, guárdalos en un recipiente hermético en la nevera (por la crema pastelera, no los conserves a temperatura ambiente). Aguantan bien unos 3 días, pero como hechos del día nada. Para disfrutarlos sácalos de la nevera unos 30 minutos antes para devolverlos a temperatura ambiente y saborearlos mejor. Ten en cuenta que con el tiempo el rebozado de azúcar va desapareciendo porque por la humedad el azúcar se disuelve.

Por cierto, recién hechos tienen el exterior un poco crujiente pero a la hora ya se habrán vuelto completamente blanditos. A mi personalmente me gustan de las dos maneras :).

Rellenando Buñuelos de Viento Rellenos con Crema Pastelera

Algunas Preguntas Frecuentes

¡Me han salido grumos! ¿Cómo consigo una crema sin grumos?

Si te queda una crema con grumos, no te preocupes. Puedes triturarla con una batidora de mano o pasarla por un colador (lo primero es más rápido), es una solución infalible.

¿Cómo sé si el aceite está listo para freír los buñuelos?

Para saber si el aceite ha alcanzado la temperatura adecuada sin un termómetro de cocina, tienes dos opciones:

  • Poner un palillo dentro. Tienen que aparecer burbujitas a su alrededor.
  • Echar un trocito de buñuelo. Si ves que chisporrotea, perfecto, sino espera un pelín más antes de empezar a freírlas. Si tienes termómetro de cocina, la temperatura sería de 160ºC-170ºC.

¿Qué hago con las claras que me sobran de hacer la crema?

Sobretodo no las tires. Si no las vas a consumir en 1-2 días, las claras se pueden congelar perfectamente y puedes congelarlas individualmente o todas juntas. Puedes usar las claras para alargar los huevos para hacer tortilla o revueltos (te diría de usar una para cada 2-3 huevos y que así no te queden unos huevos poco cremosos – la cremosidad la aporta la yema). También puedes usarla para hacer merengue, como el que vimos en mi bizcocho de calabaza con merengue tostado.

¿Qué hago si me sobra azúcar de rebozar los buñuelos?

De nuevo, no lo tires, guárdalo en un recipiente hermético (o tarro de cristal) en un armario oscuro para usar en otros dulces. Si ves que tiene algún grumo debido al aceite, puedes pasar primero la mezcla por un colador.

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera típicos de semana santa. Los buñuelos quedan súper esponjosos y la crema pastelera suave y sedosa. Son perfectos para disfrutar como postre, merienda o para compartir en cualquier ocasión especial. Combinan dos dulces buenísimos así que... Resultado doblemente bueno. | Receta de Paula's Apron

Otros Dulces que Puedes Hacer Esta Semana Santa

Otras ideas de dulces para hacer en semana santa (algunas tradicionales y otras no):

Vídeo Receta

La receta detallada en formato imprimible la tienes justo debajo.

Si haces esta receta de Buñuelos de Viento Rellenos de Crema Pastelera, deja un comentario y una valoración para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Buñuelos de viento rellenos de crema pastelera típicos de semana santa. Los buñuelos quedan súper esponjosos y la crema pastelera suave y sedosa. Son perfectos para disfrutar como postre, merienda o para compartir en cualquier ocasión especial. Combinan dos dulces buenísimos así que... Resultado doblemente bueno. | Receta de Paula's Apron
5 de 6 votos

Buñuelos de Viento Rellenos de Crema

Buñuelos de viento esponjosos rellenos de una suave y cremosa crema pastelera perfectos para disfrutar como postre o para compartir en cualquier ocasión especial. Combinan dos dulces buenísimos así que… Resultado doblemente bueno.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación10 minutos
Tiempo de Cocción50 minutos
Tiempo Total1 hora
Sirve: 37 – 45 buñuelos
Autor: Paula

Ingredientes

Para la Crema Pastelera

  • 500 ml de leche - preferiblemente entera. No uses desnatada.
  • 1 rama de canela
  • Piel de medio limón - previamente lavado y secado. Ver notas.
  • 4 huevos L - vamos a usar solo las llemas
  • 75 g de azúcar
  • 50 g de almidón de maíz

Para los Buñuelos

  • 110 ml de leche
  • 40 ml de agua
  • 35 ml de anís seco - ver notas
  • 45 g de mantequilla - sin sal
  • 1,5 cdas de azúcar - y extra para rebozar los buñuelos
  • 3/4 cdta de sal
  • 110 g de harina
  • 3/4 cdta de levadura química - opcional, ver notas
  • 1/4 cdta de canela en polvo - opcional, ver notas
  • 3 huevos L - a temperatura ambiente
  • 1 trozo de piel de limón - previamente lavado y secado. Es opcional, ver notas.
  • Aceite - de girasol o de oliva suave. Suficiente para que en la sartén haya 3-4 dedos de alto. Necesario para que los buñuelos puedan darse la vuelta.

Instrucciones

  • Empezamos haciendo la crema, así mientras se atempera podremos aprovechar para preparar los buñuelos.

Prepara la Crema Pastelera

  • Pon la leche con la rama de canela y la piel de limón en un cazo y caliéntala hasta que esté casi hirviendo.
  • Mientras, en un bol mediano-grande, con la ayuda de unas varillas, bate las yemas de huevo con el azúcar hasta que blanqueen. La mezcla tiene que coger volumen y quedar más pálida.
  • Incorpora el almidón de maíz y mezcla hasta que la mezcla esté homogénea.
  • Cuela la leche caliente y vierte un vaso sobre la mezcla de yemas, batiendo constantemente para atemperarlas y evitar que los huevos se cocinen (te daría grumos). Añade el resto de la leche y mezcla hasta obtener una mezcla homogénea.
  • Devuelve la mezcla al cazo y caliéntala a fuego medio-bajo sin dejar de remover. Llegará un punto en el que la espuma de la superficie empezará a desaparecer y la mezcla empezará a espesar. Retira del fuego sin dejar de remover y bate vigorosamente con las varillas hasta que espese del todo. Devuelve al fuego y calienta a fuego medio, sin dejar de remover, durante aproximadamente un minuto hasta que borbotee para asegurarte de que los huevos llegan a una temperatura segura.
  • Transfiere la mezcla a un bol, cubre a piel con papel film para que no haga costra y deja que se atempere. Mientras, prepara los buñuelos.

Prepara los Buñuelos

  • En un cazo mediano añade la leche, el agua, el anís, la mantequilla, las dos cucharadas de azúcar y la sal. Calienta a fuego medio hasta que la mantequilla se haya derretido por completo y la mezcla empiece a hervir, verás burbujitas pequeñas. Mientras, en un bol a parte tamiza la harina con la canela y la levadura química si la usas.
  • Baja el fuego a medio-bajo y añade la harina de golpe y la canela en polvo sin dejar de remover (preferiblemente con una cuchara o pala de madera) hasta que la harina esté totalmente integrada y se haya formado una bola de masa que se desengancha de las paredes del cazo.
  • Retira del fuego y deja que se atempere un poco, queremos añadir los huevos con la masa aún tibia pero no queremos que se cocinen y que queden trocitos de huevo cocido.
  • Añade los huevos de uno en uno. No añadas el siguiente hasta que el anterior se haya integrado por completo y añádelos ya batidos para que se integren mejor. Al final te tiene que quedar una masa con consistencia de crema pastelera o de natillas espesas, y si la levantas con la cuchara de madera tendría que caer en forma de pico (si ves que te ha quedado una masa con grumos, puedes pasarla por un colador).
  • Añade suficiente aceite en una sartén u ollita para que queden 3-4 dedos de alto, añade el trozo de piel de limón si lo usas y calienta el aceite a fuego medio hasta que llegue a 160ºC (si no tienes termómetro, sabrás que está listo si al introducir un palillo salen burbujitas alrededor). Es importante mantener la temperatura del aceite en su punto porque demasiado baja hará que te queden unos buñuelos aceitosos y demasiado alta los tostará por fuera pero por dentro quedarán crudos. Retira la piel de limón.
  • Con la ayuda de dos cucharitas, añade trocitos de masa del tamaño de una almendra con cáscara a la sartén (también puedes poner toda la masa en una manga pastelera y sacar la masa de poco en poco y cortarla con unas tijeras encima de la sartén, como se hace con los churros). Ten en cuenta que la masa se va a expandir mucho, por lo que nunca ocupes más de la mitad de la sartén con trocitos de masa.
  • Si el aceite está a la temperatura adecuada, los buñuelos se irán girando solos, si no lo hacen es posible que sea porqué el aceite esté demasiado caliente o no lo suficiente. En cualquier caso, siempre puedes ir dándoles la vuelta manualmente.
  • A medida que estén listos, se habrán expandido y estarán dorados por fuera, pásalos a papel absorbente y de ahí directamente a un plato con azúcar. Rebózalos y transfiérelos a otro plato. Reserva.

Rellena los Buñuelos

  • Retira el papel film que cubre la crema pastelera y bátela de nuevo para que vuelva a tener una consistencia cremosa. Si ves que te han quedado grumos, puedes pasarla por un colador de malla fina o triturarla con un batidor de mano (lo segundo es más rápido).
  • Transfiere la crema a una manga pastelera con una boquilla redonda si la tienes. El poner boquilla te ayudará a penetrar el buñuelo más fácilmente. Si no tienes manga pastelera, puedes utilizar una bolsa de plástico y recortar una esquina.
  • Haz un pequeño agujero con la ayuda de un palillo, o un pequeño corte, al buñuelo y rellénalo con la crema. Repite hasta que termines la crema. Sirve y ¡a disfrutar!

Notas

  • Las medidas cucharadas (cdas) y cucharaditas (cdtas) son de las cucharas medidoras estándar (1 cda = 15 ml, 1 cdta = 5 ml).
  • Canela: en lugar de usar canela en polvo para los buñuelos, puedes usar canela en rama e infundir la leche con ella. Y viceversa para la crema, en lugar de usar canela en rama, puedes añadir canela en polvo cuando añadas el almidón de maíz a la mezcla de yemas.
  • Piel de limón: intenta pelar solo la cáscara sin lo blanco, ya que la parte blanca interior amarga un poco. También puedes usar la piel de limón para infundir la leche de los buñuelos.
  • Anís: a mi me gusta ponerlo en la masa porqué deja el aroma sin que se note el alcohol, además de que es como lo hace la abuela. Si vas a hacer los buñuelos para niños, sustituye el anís por agua y puedes añadir un par de anises estrellados a la leche mientras se calienta para infundirla con sus aromas. También puedes rociar los buñuelos con anís antes de rebozarlos en azúcar.
  • Levadura química (o polvos de hornear): poner un poco es un truco para ayudar a expandir los buñuelos y que queden huecos aunque no hayamos hecho una masa choux – es como se llama la masa de los buñuelos – perfecta. En el caso de añadir, los buñuelos van a «explotar» cuando los frías, se van a agrietar, y eso es de esperar y necesario para que se hagan bien por dentro. Ten en cuenta que al añadir levadura química la masa queda menos mullidita al expandirse más (las «capas de masa» quedan más finas).

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

5 from 6 votes (5 ratings without comment)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Únete a la Conversación

  1. Mari Carmen says:

    -Perfecta- , como comentas en tu post y con decirte que no sobró ni uno…5 stars

    1. Paula Author says:

      Aix Ma Carmen, que alegría leerte para empezar el día :D. Me alegro mucho de que os gustaran.

Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2023. All rights reserved.
Close