Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera | Paula's Apron

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera

1.6K

No quería que terminase el verano sin compartiros una receta con una de mis hortalizas veraniegas favoritas: el calabacín. Así que hoy te traigo unos Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera que te van a hacer caer la baba. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer.

Nota: la receta completa, incluidas las cantidades de los ingredientes, se puede encontrar en la parte inferior de esta página. Simplemente ve hacia abajo o haz clic en el botón «Salta a la Receta» que encontrarás arriba del todo de esta publicación.

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer. | Receta de Paula's Apron

Por cierto, para el relleno de queso y pesto me he basado en la base (valga la redundancia XD) que hice para este Hojaldre de Pesto y Tomate con Requesón. He sacado algún queso y he cambiado cantidades para hacer un relleno más ligero y que acompañe a la perfección al calabacín (tampoco queremos enmascarar su sabor).

Mezcla de requesón, mozzarella y pesto en un bol para rellenar rollitos de calabacín.

Notas sobre Los Ingredientes para Estos Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate

Al final de todo tienes la receta detallada con las cantidades, pero aquí te dejo algunas notas sobre los ingredientes e ideas de sustitución.

  • Calabacín: el producto estrella de la receta de hoy, nada más que añadir :P.
  • Requesón (o Mató o Ricotta): este queso aporta cremosidad y permite que el relleno aunque sea de queso se note como ligero. Mezclado con la salsa de tomate de la base, el pesto y la textura más consistente del calabacín te derrite.
  • Mozzarella curada: es el queso que nos va a aportar en el relleno esa textura de queso fundido que se estira, estira y estira, sin alterar el sabor del resto. Otra opción sería usar provolonefontina o Urgèlia.
  • Pesto Genovés: el clásico genovés de albahaca y piñones, casero :), pero puedes usar ya hecho. Si lo usas comprado del súper intenta que en la lista de ingredientes haya piñones y aceite de oliva en lugar de otros frutos secos y aceites. Me gusta usar un poco al final para decorar también.
  • Salsa de Tomate: yo lo hago casera con tomate triturado, cebolla, hierbas aromáticas, aceite y sal, pero puedes usar ya hecha siempre y cuando tenga buenos ingredientes. En la receta detallada te voy a dejar explicado como me gusta hacerla para este plato.
  • Mozzarella fresca: me gusta añadirla como toque final por encima del tomate. Al hornearla y tostarse aporta contraste de color, además de que un poco más de queso nunca va mal ¿no? Pero sería opcional. Puedes usar una bola de mozzarella grande troceada o bocconcini (las bolitas de mozzarella pequeñas).
  • Sal y Pimienta Negra: que no falte sazón.

Consejos y Trucos para Que Te Salgan Unos Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto Increíbles

  • Corta el calabacín finamente, no más de unos 3 mm de grosor, para que se haga bien en el horno. Para asegurarme de que el grosor es uniforme entre tiras a mi me gusta usar mandolina, pero puedes hacerlo con un cuchillo bien afilado (y destreza que yo no tengo XD) y con un pelador.
  • Sala las tiras de calabacín y déjalo que sude durante unos 15-20 minutos. Esto hará que suelten su agua y se vuelvan más maleables, por lo que te será más fácil enrollarlos. Eso sí, sécalos bien con un paño de cocina o papel absorbente antes de usarlos. Esto también te asegurará que quitas parte del exceso de sal.
  • Rebaña el tarro donde hayas medido la salsa de tomate con agua y añádelo a la salsa, así no se desperdicia nada de nada de nada. Al hacer la salsa más líquida también ganas tiempo para que haga «chup-chup» durante más rato y se asienten mejor todos los aromas.
  • Seca bien la mozzarella antes de usarla como topping. La mozzarella fresca suele soltar agua al hornearla, por eso es recomendable absorber un poco de su agua previamente. Si usas una bola de mozzarella grande, córtala a trozos (a mano o con cuchillo), ponla sobre papel absorbente o un paño y cháfalas ligeramente con otro trozo de papel absorbente u otro paño. Si usas bocconcini, haz lo mismo pero sin cortarlos.

Con Qué Servir Estos Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate

Puedes comer estos rollitos de calabacín rellenos como entrante, sin ningún tipo de acompañamiento, o bien puedes hacer un plato único con alguna de las siguientes ideas.

  • Disfrútalos con pollo a la plancha, para darle un poco de alegría.
  • Quedan genial con pescado blanco como bacalao o merluza hechos a la plancha o al horno, o con lubina a la sal.
  • Y el clásico: con pasta. Me encanta servir los rollitos con pappardelle y luego mezclarlo todo en el plato.
  • Otros carbohidratos que no fallan son: arroz, polenta, patatas y pan.
Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer. | Receta de Paula's Apron

Cómo Conservar Estos Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso

En la nevera: deja que los rollitos se enfríen y guárdalos con la salsa de tomate en un recipiente hermético en la nevera hasta 3 días.

En el congelador: deja que los rollitos se enfríen y guárdalos con la salsa de tomate en un recipiente hermético. Consérvalos hasta 3 meses en el congelador. Si haces mucha cantidad, te recomiendo que congeles las cantidades que crees que usarías para una comida en distintos recipientes, ya que una vez las descongeles no se deberían de volver a congelar.

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer. | Receta de Paula's Apron

Algunas Preguntas Frecuentes

¿Puedo preparar los rollitos con antelación?

¡Por supuesto! Por un lado, la salsa de tomate la puedes tener lista con semanas de antelación y congelarla. Cuando la vayas a usar, descongélala el día antes en la nevera. Por otro lado, puedes preparar los rollitos el día anterior y ensamblarlo todo excepto la mozzarella del topping. En el momento en que los quieras servir, solo tendrás que poner la mozzarella fresca por encima y hornearlo.

Si lo preparas todo con antelación, no lo ensambles en una sartén de hierro fundido (como la de las fotos) para que no se oxide ni pase «nada raro» al dejar una salsa ácida con hierro durante horas. En este caso, usa una fuente de horno de cerámica o de pyrex por ejemplo.

¿Puedo usar salsa boloñesa como base?

Sin ningún problema :). Quedaría fantástico igualmente y le añades más proteína al plato.

Salsa de Tomate para Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto haciendo chup-chup en una sartén de hierro fundido.

¿Cómo podríamos hacer el pesto casero?

Aquí tienes mi receta del pesto de albahaca tradicional :).

Me da pereza encender el horno, ¿puedo hacerlo igualmente?

Sí se puede. En este caso, primero tendrás que marcar los rollitos de calabacín en una sartén. Márcalos durante 1-2 minutos por lado y luego ponlos sobre la salsa de tomate – puedes reusar la sartén donde hayas hecho los rollitos o bien pasarlos a la sartén donde hayas hecho la salsa. Pon la mozzarella por encima, tapa la sartén y caliéntalo todo durante unos 5-10 minutos hasta que la mozzarella se haya fundido.

Me ha sobrado calabacín, ¿qué hago?

Sobretodo, NO LO TIRES, con ellos puedes hacer muchas cosas:

  • Crema de calabacín
  • Córtalos pequeños y añádelos a un sofrito.
  • Saltéalos y añádelos a tu próxima tortilla.
  • Córtalos pequeños, rehógalos y mézclalos con crema de leche y queso para hacer una salsa para pasta o pechugas de pollo.
Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer. | Receta de Paula's Apron

Más Recetas con Verdura de Finales de Verano

Si te ha gustado esta receta de Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, estas te van a encantar:

Vídeo Receta

La receta detallada en formato imprimible la tienes justo debajo.

Rollitos de Calabacín rellenos de Queso y Pesto

Si haces esta receta de Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate, deja un comentario y una valoración para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer. | Receta de Paula's Apron
5 de 3 votos

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera

Rollitos de Calabacín Rellenos de Queso y Pesto con Salsa de Tomate Casera, la receta ideal para transicionar del caluroso verano a las temperaturas más frescas del otoño. Calabacines de temporada que se deshacen en boca, con un interior súper cremoso y un ligero toque de pesto que acompaña al resto de ingredientes sin mandar. Y todo va sobre una salsa de tomate que pide a gritos comerla con pan, pasta, arroz o polenta. Te harán quedar de 10 si tienes invitados: puedes prepararlo todo con antelación y simplemente hornearlo antes de comer.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación30 minutos
Tiempo de Cocción30 minutos
Tiempo Total1 hora
Sirve: 5 personas (15 rollitos)
Autor: Paula

Ingredientes

Para la Salsa de Tomate (ver notas)

  • 4 cdas de aceite de oliva virgen extra
  • 1 cebolla - picada
  • 1/2 cdta de sal
  • 1/2 cda de orégano seco
  • 1/2 cda de tomillo seco
  • 1/4 cdta de copos de chile - opcional
  • 500 ml de passata - o tomate triturado

Para los Rollitos

  • 2 calabacines medianos - (unos 550 g)
  • Sal
  • 375 g de requesón - mató o ricotta
  • 120 g de pesto genovés - Ver notas.
  • 200 g de mozzarella curada - rallada. Puedes sustituirla por provolone, fontina o urgèlia.

Para Servir

  • 150 g de mozzarella fresca - peso escurrido. Puedes usar una bola grande o en formato bolitas (bocconcini).
  • 2 cdas de pesto genovés - opcional.
  • Hojas de albahaca - opcional.

Instrucciones

Salsa de Tomate

  • Empieza preparando la salsa de tomate. Calienta las 4 cucharadas de aceite en una sartén mediana. Añade la cebolla y sofríe hasta que esté translúcida, tarda unos 5-10 minutos. Añade la sal, las especias y remueve durante unos 30 segundos para despertar todos sus aromas. Añade la passata (o tomate triturado), pasa un poco de agua por el tarro del tomate para reaprovecharlo todo y añádelo a la sartén. Remueve bien y deja que haga chup-chup una media hora vigilando de que no espese demasiado (si hace falta echa un pelín de agua, buscamos una consistencia como de crema y si tienes dudas, mejor que quede tirando a espesa que muy líquida). Si haces la salsa en una sartén apta para horno, la podrás reaprovechar para hornear los rollitos en ella más tarde.
  • Mientras la salsa de tomate se hace prepara el resto.

Rollitos de Calabacín

  • Con la ayuda de una mandolina preferiblemente (sino a cuchillo o con un pelador), corta el calabacín a láminas de 1,5-2 mm de grosor (máximo 3 mm). Vamos a necesitar 30 tiras para hacer 15 rollitos (los recortes que no vayas a usar, guárdalos para otros usos. Ver notas).
  • Dispón las tiras sobre un paño y sálalas para que suden durante unos 20-30 minutos.
  • Para el relleno, en un bol mezcla el requesón con el pesto y la mozzarella rallada.
  • Prepara la mozzarella que va a ir como topping. Si usas una bola de mozzarella grande, córtala a trozos (a mano o con cuchillo), ponla sobre papel absorbente o un paño y cháfalas ligeramente con otro trozo de papel absorbente u otro paño. Si usas bocconcini, haz lo mismo pero sin cortarlos. Esto ayudará a que suelten menos agua durante el horneado.

Ensamblaje y Horneado (ver notas para opción sin horno)

  • Precalienta el horno a 220ºC con calor arriba y abajo sin ventilador (200ºC con ventilador).
  • Para hacer los rollitos, primero con otro paño o papel absorbente, seca las tiras de calabacín.
  • Coge 2 tiras y disponlas ligeramente superpuestas una sobre la otra a lo largo. Pon una cucharada colmada de relleno a un dedo de un extremo y enrolla las 2 tiras presionando con suavidad para que el calabacín quede bien pegado y no se abra el rollito.
  • Con la salsa ya lista y fuera del fuego, ve poniendo los rollitos encima a medida que los tengas listos. Si la sartén donde has hecho la salsa es apta para horno, úsala directamente. Sino, pasa primero la salsa de tomate en una fuente apta para horno.
  • Reparte la mozzarella por encima y hornea durante 20-30 minutos hasta que el calabacín esté ligeramente asado y la mozzarella se haya derretido.

Servir

  • Sirve con un poco de pesto por encima y hojas de albahaca si tienes a mano y ¡a disfrutar!

Notas

  • Salsa de Tomate: puedes saltarte el paso de hacer salsa de tomate y usar salsa ya hecha como una buena salsa marinara o salsa de tomate con albahaca.
  • Pesto Casero: aquí tienes mi receta de pesto genovés, el pesto de albahaca tradicional.
  • Como usar los descartes de calabacín:
    • Crema de calabacín.
    • Córtalos pequeños y añádelos a un sofrito.
    • Saltéalos y añádelos a tu próxima tortilla.
    • Córtalos pequeños, rehógalos y mézclalos con crema de leche y queso para hacer una salsa para pasta o pechugas de pollo.
  • Alternativa sin horno: primero marca los rollitos de calabacín en una sartén durante 1-2 minutos por lado y luego ponlos sobre la salsa de tomate – puedes reusar la sartén donde hayas hecho los rollitos o bien pasarlos a la sartén donde hayas hecho la salsa. Pon la mozzarella por encima, tapa la sartén y caliéntalo todo durante unos 5-10 minutos hasta que la mozzarella se haya fundido.
  • Como conservarlos:
    • En la nevera: deja que los rollitos se enfríen y guárdalos con la salsa de tomate en un recipiente hermético en la nevera hasta 3 días.
    • En el congelador: deja que los rollitos se enfríen y guárdalos con la salsa de tomate en un recipiente hermético. Consérvalos hasta 3 meses en el congelador. Si haces mucha cantidad, te recomiendo que congeles las cantidades que crees que usarías para una comida en distintos recipientes, ya que una vez las descongeles no se deberían de volver a congelar.
  • Preparar con antelación:
    • La salsa de tomate la puedes tener lista con semanas de antelación y congelarla. Cuando la vayas a usar, descongélala el día antes en la nevera. Por otro lado, puedes preparar los rollitos el día anterior y ensamblarlo todo excepto la mozzarella del topping. En el momento en que los quieras servir, solo tendrás que poner la mozzarella fresca por encima y hornearlo.
    • Si lo preparas todo con antelación, no lo ensambles en una sartén de hierro fundido (como la de las fotos) para que no se oxide ni pase «nada raro» al dejar una salsa ácida con hierro durante horas. En este caso, usa una fuente de horno de cerámica o de pyrex por ejemplo.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2023. All rights reserved.
Close