Aprende como hacer crema de almendra casera. Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y nutritiva. Te encantará con tostadas, en batidos, con gachas, en brownies, galletas… ¡Está bestial! ¿Lo mejor? Que esta receta de crema de almendras casera no podría ser más fácil, saludable y ¡barata!

Hacer crema de almendra casera no podría ser más fácil, saludable y barato! Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y muy nutritiva. Foto frontal de un tarro de crema de almendra con una cucharilla vertiendo crema en él de modo que se puede apreciar lo cremosa y líquida que queda.

Como las cremas de frutos secos son cada vez más populares, comprarlas ya hechas puede resultar bastante carillo. A menos que haya una buena oferta, es más barato comprar los frutos secos crudos, que comprar la misma cantidad de crema ya hecha. Teniendo esto en cuenta, desde que tengo un procesador de alimentos potente, siempre me la hago en casa en lugar de comprarla.

Hacer tu propia crema de almendra es súper sencillo. Solo necesitas una máquina potente y, boom, se hace magia. Del fruto seco te queda una crema de almendra sedosa y cremosa que te gustaría comer con todo (¡o comértela directamente a cucharadas!). Si nunca has intentado hacerla, te animo a que pruebes esta receta.

¿Qué Necesito Para Hacer Crema de Almendra?

Para hacer esta receta de crema de almendra casera, necesitarás 2 cosas:

  • Almendras crudas: usar almendras crudas, sin tostar y con piel, es más barato. Dejar la piel le da un sabor más intenso, pero ni la amarga ni le cambia el sabor. Dejarlas con la piel hace que el proceso sea mucho más rápido.
  • Un procesador de alimentos o una batidora de alta potencia : para moler las almendras hasta obtener una crema uniforme y cremosa es indispensable tener una máquina potente. Yo tengo un procesador de alimentos Magimix y estoy muy contenta con su rendimiento.

¿Es Necesario Tostar las Almendras?

Tostar las almendras resalta su sabor, que creo que es esencial para una buena crema de almendra. Este paso también las hace más fáciles de moler, ya que el hecho de tostarlas ayuda a liberar sus aceites naturales.

Si las tuestas en casa, puedes hacerlo fácilmente mientras tienes otra receta en el horno para ahorrar tiempo y dinero.

¿Y Si Quiero Pelar las Almendras?

Si quieres pelar las almendras, hierve un poco de agua. Pon las almendras en un bol y cúbrelas con el agua hirviente durante unos minutos, eso aflojará la piel. Una vez que el agua esté tibia, puedes proceder a pelarlas. La piel debe despegarse fácilmente de la almendra.

Cómo Conservar la Crema de Almendra Casera

Puedes conservar la crema de almendra en un frasco en la despensa (lejos de la luz directa). Sin embargo, guardarla en la nevera puede ser útil si no te la vas a comer toda en menos de 3 meses. La crema de almendra puede volverse rancia más rápido si se abre y se deja a temperatura ambiente. Guardarla en la nevera significa que la crema de almendra durará más tiempo, pero no es esencial.

Con el tiempo, el aceite de la crema se separa del resto. Conservarla en la nevera hace que la crema sea más sólida, lo que evita que el aceite se separe y no es necesario removerla antes de usar. Sin embargo, la textura será menos cremosa ya que será más dura; en caso de que la necesites cremosa, tendrás que dejarla a temperatura ambiente con antelación.

Hacer crema de almendra casera no podría ser más fácil, saludable y barato! Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y muy nutritiva. Foto frontal de un tarro de crema de almendra con una cucharilla vertiendo crema en él de modo que se puede apreciar lo cremosa y líquida que queda.

Consejos Clave

  • Sé paciente. Puede parecer que las almendras nunca se convertirán en una mantequilla cremosa, pero siempre lo hacen. Rebaña los lados del procesador o vaso batidor si la cuchilla se atasca y sigue triturando.
  • Añade un poco de aceite si no has tostado las almendras. Añadir un poco de aceite neutro ayudará a que se batan más fácilmente.
  • Si tuesta las almendras, déjalas enfriar a temperatura ambiente. Los frutos secos calientes son aceites concentrados que pueden calentarse aún más cuando se baten y esto puede arruinar a tu procesador de alimentos o el recipiente de la batidora.

Usos Deliciosos de la Crema de Almendra

La crema de almendra casera es increíblemente versátil. Se puede utilizar en una amplia gama de recetas, desde sándwiches y salsas hasta aderezos para ensaladas, o batidos. Puedes usarla como alternativa en casi cualquier receta o plato que requiera mantequilla de cacahuete. Aquí tienes algunas ideas.

  • Sándwich de crema de almendra y mermelada.
  • Gachas de avena. Mi versión es con plátano, arándanos, avena y una cucharada de mantequilla de almendras al final.
  • Sobre tortitas o gofres.
  • Haz un batido con esta crema de almendras casera, para obtener una textura más cremosa y espesa. Simplemente bátela junto con plátano congelado y leche (no importa si es leche normal o vegetal; cualquier leche servirá). ¡Fácil y delicioso!
  • Haz un helado sin lácteos. Añade crema de almendras y un par de plátanos congelados en un procesador de alimentos hasta que estén bien mezclados para hacer una delicia sin azúcar que sea buena y saludable.
  • Barritas energéticas. Aquí tienes una deliciosa receta de barritas de cornflakes (la receta requiere mantequilla de anacardo, pero puedes sustituirla fácilmente por crema de almendras).
  • Delicias saludables, como mis Bocaditos Helados de Crema de Almendra, Plátano y Chocolate
Hacer crema de almendra casera no podría ser más fácil, saludable y barato! Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y muy nutritiva. Foto de cerca de una cucharilla con crema de almendra encima de un tarro con crema de almendra.

Otros Básicos Caseros

Si haces esta receta de Crema de Almendra Casera, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Hacer crema de almendra casera no podría ser más fácil, saludable y barato! Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y muy nutritiva. Foto frontal de un tarro de crema de almendra con una cucharilla vertiendo crema en él de modo que se puede apreciar lo cremosa y líquida que queda.

Crema de Almendra Casera

Hacer crema de almendra casera no podría ser más fácil, saludable y barato. Hecha solo de almendras, es suave, cremosa y muy nutritiva.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Cocción20 min
Tiempo de Triturado10 min
Tiempo Total30 min
Sirve: 500 g
Autor: Paula

Ingredientes

  • 500 g Almendras - crudas, con piel

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 180ºC.
  • Extiende las almendras en una bandeja de horno y hornéalas durante 15 minutos o hasta que huelan a tostado. Sácalas del horno y déjalas enfriar un poco.
  • Transfiere las almendras tostadas a un procesador de alimentos o batidora potente. Tritura las almendras hasta obtener una crema suave. Al principio, la mezcla quedará como harina. Luego, se espesará hasta convertirse en una especie de bola. Finalmente, se volverá suave y cremosa. Rebaña las paredes del recipiente de tanto en cuanto. Si el procesador de alimentos se atasca, páralo, rebaña las paredes y continúa nuevamente.
  • Guarda la crema de almendra en un recipiente o frasco hermético y este a su vez en un armario o en la nevera.

Notas

  • Sugiero usar almendras crudas, sin tostar y con piel porque son más baratas.
  • Dejar la piel le da un sabor más intenso, pero no lo amarga ni cambia el sabor. No pelarlas hace que el proceso sea mucho más rápido.
  • Se necesita un procesador de alimentos o batidora de alta calidad.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puntuación de la Receta




Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close