Tomate Confitado (o Confit de Tomate). La Mejor Forma de Conservar el Verano en un Tarro

270

El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Y el aceite que te queda al final es que vamos, ¡increíble! Para aprovechar hasta la última gota.

El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Hoy le he añadido chalotas, ajo y tomillo pero puedes usar los aromatizantes que más te gusten. En cualquier caso, el aceite infusionado que te va a quedar será delicioso y podrás aprovechar hasta la última gota. | Receta de Paula's Apron

¿Qué es Confitar?

Como te comentaba en el blogpost del Ajo Confitado, confitar es una técnica de cocina que consiste en cocinar algún ingrediente en una grasa (o azúcar, como es el caso de las frutas) a baja temperatura. Es una técnica originalmente de la cocina francesa y que se usaba (y usa) como método de conservación cuando no había neveras, así los alimentos duraban más tiempo.

En la receta de ajo confitado cocinábamos el ajo en el fuego, pero hoy quería enseñaros que para mantener una temperatura baja también se puede usar esta técnica en el horno. Esta opción va genial con productos más delicados como los tomates cherry de hoy, ya que en el fuego tendríamos que removerlos y esto los podría chafar, mientras que en el horno no tenemos que hacer nada.

Tipos de Tomates a Usar

Para esta receta de tomate confitado, puedes usar cualquier tipo de tomate y es ideal para usar esos tomates maduros de final de verano que a lo mejor no tienen la mejor pinta pero sí un sabor increíble. Vamos, que es una receta genial de re-aprovechamiento además de para poder conservar los mejores tomates del verano para el resto del año.

En general yo uso tomates cherry porque luego me dan más juego (por ejemplo, los puedo integrar fácilmente en ensaladas de legumbres, con pasta y arroz). Los tomates grandes pero son perfectos para poner como acompañamiento, lucen mucho además del saborazo que puedan tener. Cuando uso tomates no cherry, los parto por la mitad y si son muy grandes en cuartos, pero el proceso sería el mismo.

Tomates cherry variados en una fuente de horno

Con Qué Usar El Tomate Confitado

Como básico de cocina que es, tiene mil usos, por lo que ya verás que cuando lo prepares te desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos. Aquí te dejo algunas ideas de platos donde me encanta usar confit de tomate:

  • Con pan. Una tostada y el tomate por encima es sencillo, pero tal cual ya está de muerte. Le puedes echar un poco de feta desmenuzado por encima, o poner una base de aguacate, lo que más te guste, y vas a tener un desayuno o cena rápida deliciosos.
  • Úsalo como topping para tu hummus o dips de legumbres, como por ejemplo en mi dip de alubias súper cremoso, a modo guarnición.
  • Es una opción deliciosa para poner por encima de dips de queso, puedes sustituir el topping de aceitunas por tomate confitado en mi Dip de Queso de Cabra y Ajo Confitado por ejemplo.
  • Va genial como base de pizza o como toque final, por ejemplo base de queso con pesto y al sacar la pizza del horno pones los tomates confitados por encima.
  • Añádelo a la masa de mi focaccia casera sin amasado antes de meterla en el horno, bestial.
  • En bocadillos también son una delicia, tanto bocadillos vegetales como un caprese, o por ejemplo con jamón serrano y pesto o con hamburguesas.
  • Si lo sirves con pescado o carne hecho a la plancha o a la brasa, llevas el plato a otro nivel.
  • Como salsa para una pasta, no hace falta añadir nada más.
El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Hoy le he añadido chalotas, ajo y tomillo pero puedes usar los aromatizantes que más te gusten. En cualquier caso, el aceite infusionado que te va a quedar será delicioso y podrás aprovechar hasta la última gota. Aquí podemos ver todos los ingredientes en una fuente de horno antes de confitarse. | Receta de Paula's Apron

Qué Hacer con el Aceite de Tomate Resultante

¡NO LO TIRES! Si has usado un buen aceite de oliva virgen extra, luego lo puedes usar para muchas otras elaboraciones (en esta idea de receta con garbanzos que dejé en destacados de insta, puedes ver que lo usaba para saltear verduras por ejemplo). Como los tomates se cocinan a baja temperatura, no llegamos al punto de humeo del aceite de oliva, por lo que este no se quema. Esto es lo que permite que podamos re-aprovechar este aceite sin problema.

Y es que al cocinar el tomate a baja temperatura, estamos consiguiendo que a la vez se infusione el aceite con los ingredientes del confit. Este aceite lo vamos a usar para conservar los tomates por una lado y por el otro puede ser que te sobre un poco si tu tarro no es muy grande. En cualquier caso, este aceite es oro líquido por lo que si al ir usando los tomates te va sobrando aceite o si desde el principio ya te había sobrado, re-aprovéchalo.

Algunas ideas sobre cómo usar este aceite: aliños y vinagretas, con pasta, para marinar, con verduras al horno (tanto antes como después de hornearlas), como un dip para mojar pan directamente en él, cuando cocines huevos, pescado, carne o saltees verduras (usa este aceite en lugar de aceite «normal»), las posibilidades son infinitas.

El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Hoy le he añadido chalotas, ajo y tomillo pero puedes usar los aromatizantes que más te gusten. En cualquier caso, el aceite infusionado que te va a quedar será delicioso y podrás aprovechar hasta la última gota. En esta foto vemos como se añade aceite para cubrir el tomate en una fuente de horno. | Receta de Paula's Apron

Cómo Aromatizar el Confit de Tomate

Además del tomate como tal, puedes añadir las hierbas y especias que más te gusten en el confitado. En la versión de hoy me he decantado por tomillo únicamente, además de añadirle una cabeza de ajo y 3 chalotas que tenía pululando en mi despensa.

El ajo y la chalota no solo dejan aroma en el aceite y por ende en los tomates, sino que además ellos mismos también quedan confitados y los puedes usar como te sugería en la receta de ajo confitado (yo usé el ajo que salió de este confit de hoy para gazpachos, así el sabor a ajo era menos fuerte, y pestos con la albahaca de mi suegro, y las chalotas las piqué y me las comí con pasta y alguno de los tomates cherry confitados).

Otras combinaciones deliciosas son pimienta negra en grano y laurel por ejemplo, añadir o sustituir el tomillo por otras hierbas mediterráneas como orégano y romero, incluso puedes ser más exótico y decantarte por una opción más dulzona usando anís estrelladocomino en grano, canela, clavo y pimienta blanca en grano. La piel de limón también combina de maravilla.

El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Hoy le he añadido chalotas, ajo y tomillo pero puedes usar los aromatizantes que más te gusten. En cualquier caso, el aceite infusionado que te va a quedar será delicioso y podrás aprovechar hasta la última gota. | Receta de Paula's Apron

Cómo Conservar los Tomates Confitados

Una vez los tomates están en su punto, toca dejarlos enfriar y una vez fríos guardarlos en un tarro. Mi preferencia es usar un tarro de cristal hermético (si lo quieres esterilizar o usarlo recién salido del lavaplatos mejor que mejor) y de aquí para la nevera.

El confit de tomate aguante bien durante 1 mes en nevera (no he probado más) pero también puedes hacer el vacío al tarro para que aguanten mucho más y tener una buena conserva o puedes congelarlo en porciones.

Ten en cuenta que la grasa en la nevera solidifica, por lo que puede ser que el aceite se ponga duro y es normal. Al devolverlo a temperatura ambiente volverá a estar líquido. Y de hecho, para que puedas disfrutar al máximo de su sabor, deja que vuelvan a temperatura ambiente antes de usarlos.

Si haces esta receta de Tomate Confitado (o Confit de Tomate) , deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

El Tomate Confitado (o Confit de Tomate) es mi forma favorita de conservar el verano. Solo necesitas 5 minutos como máximo de preparación y el resto lo hace el horno. El resultado es un tomate potenciado de sabor, jugoso y dulzón ideal para dar un toque especial y alegrar una infinidad de platos. Lo puedes usar sobre tostadas, con pasta, como topping de untables, carne, pescado, en bocadillos… Hoy le he añadido chalotas, ajo y tomillo pero puedes usar los aromatizantes que más te gusten. En cualquier caso, el aceite infusionado que te va a quedar será delicioso y podrás aprovechar hasta la última gota. Aquí podemos ver todos los ingredientes en una fuente de horno antes de confitarse. | Receta de Paula's Apron
5 from 4 votes

Tomate Confitado (o Confit de Tomate)

Estos Tomates Confitados (o Confit de Tomate) son un espectáculo por lo buenos que están, lo versátiles que son y encima súper fáciles de hacer. Además, los puedes usar con todo.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación5 min
Tiempo de Cocción1 h 30 min
Tiempo Total1 h 35 min
Sirve: 1 tarro de 750 ml
Autor: Paula

Ingredientes

  • 700 g de tomates cherry - de una variedad o varias (ver notas)
  • 1 cabeza de ajo - la parte de arriba cortada (reserva los trozos de dientes de ajo de esa parte para otros usos)
  • 3 chalotas - sin piel
  • 3 ramitas de tomillo
  • 2 cdtas de sal marina en escamas
  • Aceite de Oliva Virgen Extra - suficiente para cubrir y que sea de una variedad suave. Yo uso AOVE de Arbequina.

Instrucciones

  • Precalienta el horno a 130ºC.
  • En una fuente de horno pon los tomates cherry, las chalotas, el ajo y el tomillo. Echa la sal por encima y el aceite de oliva hasta que los tomates estén cubiertos a ras.
  • Hornea durante 1,5-2 horas o hasta que los tomates estén blandos y que justo la piel se vaya a resquebrajar.
  • Deja que enfríen por completo y transfiérelos a un tarro cubriéndolos con el aceite de cocción. Si te sobra aceite, guárdalo también ya que es un aceite infusionado espectacular.
  • Conserva en la nevera durante 1 mes (ten en cuenta que la grasa en la nevera solidifica, por lo que puede ser que el aceite se ponga duro y es normal. Al devolverlo a temperatura ambiente volverá a estar líquido), congélalo o guarda al vacío. ¡A disfrutar!

Notas

  • Puedes usar cualquier tipo de tomate. En general yo uso tomates cherry porque luego me dan más juego (por ejemplo, los puedo integrar fácilmente en ensaladas de legumbres, con pasta y arroz). Los tomates grandes pero son perfectos para poner como acompañamiento. Cuando uso tomates no cherry, los parto por la mitad y si son muy grandes en cuartos, pero el proceso sería el mismo.
  • En el blogpost tienes un montón de ideas para usar tanto el tomate confitado como el aceite que sobre.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puntuación de la Receta




Únete a la Conversación

  1. Exquisito y muy fácil!!! 100% recomendado5 stars

    1. gracias Erika!!! Es que además son tan versátiles! 😀

  2. Espectacular! Yo le he puesto romero y ha quedado con un aroma increíble. Super fácil de hacer, se los recomiendo.5 stars

    1. Con el toque de romero también deliciosos!!😍

  3. Viajarcondelantal says:

    Ideaza Paula! He hecho tu receta esta mañana. Le he añadido pimientos y laurel en lugar de romero. Estoy deseandito que sea mañana por la mañana para desayunar con pan tostado🙏🏽 Gracias bonita por inspirarnos!5 stars

    1. Gracias de nuevo Rocío!! por dejar el comentario, compartir por insta, por todo!!!❤️❤️❤️

  4. Gracias, muy fácil y deliciosas, bendiciones5 stars

    1. Muchísimas gracias Carmen! Casualmente acabo de subir en stories una idea de receta donde los uso 😀

Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close