Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras.

Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras. En esta foto cenital se ven las tortitas en un plato, dispuestas en semicírculo rodeando un pequeño bol con el dip de crème fraîche. Al fondo, en la esquina izquierda, se ve la punta de una tabla de madera con cebollino picado. A bajo a la derecha se ve una puntita de un trapo de cocina color hueso.

En casa, al menos una vez a la semana, cenamos tortillas. Para variar de la tradicional tortilla de patatas y de la tortilla a la francesa, a menudo las hago de verduras (una de mis favoritas es la tortilla de berenjena). Alternativamente, a veces hago tortitas saladas, que tienen menos huevo (en proporción) y son más crujientes por fuera.

Hoy te traigo un plato al que recurrimos a menudo en casa, mis tortitas de calabacín con un dip de crème fraîche aromatizada con hierbas y limón, que queda súper fresco y le va de maravilla al calabacín. Sencillas, rápidas y versátiles, estas tortitas de calabacín son perfectas para una cena, o llevarte en un tupper para la comida. También son perfectas para tener algo que los peques puedan picar, y tanto a los niños como a los mayores les encanta. ¿Por qué? ¡Porque están buenísimas!

Para completar el plato, acompaño las tortitas con una salsa súper cremosa. Balancea perfectamente el picante de la cayena (si la usas) y combina perfectamente con el calabacín y las especias.

¡Bonus! Estas tortitas son nutritivas, bajas en calorías y son una manera perfecta para colar verduras a los más quisquillosos con la comida. Es una receta genial que no puede faltar en tu repertorio.

Ingredientes de las Tortitas de Calabacín

Estas tortitas de calabacín son una combinación perfecta de verduras y hierbas aromáticas. Esto es lo que vas a necesitar:

  • Calabacín: es la base de las tortitas. Cuando están en temporada es cuando el sabor está en su punto álgido. Si te estás preguntando qué hacer con todo el calabacín en verano, ¡las tortitas son la respuesta!
  • Cebolla: añade sabor y un punto de crujiente.
  • Huevos: son necesarios para que la masa quede húmeda y esponjosa por dentro, y para amalgamar todos los ingredientes.
  • Harina de almendras: necesaria para compactarlo todo. Puedes reemplazarla con harina de trigo, harina de trigo sarraceno o incluso harina de garbanzo.
  • Especias y condimentos: aportan más sabor al calabacín, que puede resultar bastante insípido.
Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras. En esta foto cenital se ven las tortitas de muy cerca en un plato, dispuestas en semicírculo rodeando un pequeño bol con el dip de crème fraîche. A bajo a la derecha se ve una puntita de un trapo de cocina color hueso.

Dips y Salsas para Servir con las Tortitas de Calabacín

Me encanta acompañarlas con alguna salsa cremosa de limón. Para obtener un textura extra cremosa, he usado la crème fraîche, que es más rica en grasa que el yogur. Puedes sustituirla fácilmente por yogur griego si lo prefieres o en el caso de que que no tengas crème fraîche a mano.

Para este dip también he usado cebollino, que realza el sabor de la cebolla en las tortitas. Finalmente, añado un chorrito de limón para darle un ligero toque ácido que combina muy bien con el calabacín.

Otras salsas que combinarían bien con estas tortitas son:

En esta foto se ve un bol pequeño con el dip de crème fraîche rodeado de limón, una cucharilla con la punta manchada de dip y el borde de algunas tortitas. Dip cremoso de limón a base de crème fraîche. Lleva cebollino, que realza el sabor de la cebolla en las tortitas, con un chorrito de limón para darle un ligero toque ácido que combina muy bien con el calabacín.

Variaciones Que Puedes Hacer en Casa

Esta es una receta muy versátil que acepta muchas variaciones. Algunas ideas para inspirarte son:

  • Hierbas aromáticas. Puedes usar las especias y hierbas que quieras – romero, orégano, eneldo, perejil, cilantro o cebollino; todas van muy bien.
  • Queso. Siéntete libre de añadirle queso. Muy a menudo las preparo con queso feta desmenuzado, pero el queso de cabra o el halloumi troceados les irían de maravilla. Si quieres algo más fuerte, usa queso parmesano o pecorino. Si buscas un queso que se derrita, usa queso cheddar, provolone o mozzarella rallados.
  • Verduras. La coliflor, el brócoli, la zanahoria, los boniatos o incluso las «verduras de hoja» como la espinaca y la acelga, funcionarían muy bien tanto si las usas como complemento o reemplazando al calabacín. Si usas una verdura dura, como la zanahoria, prepárala según las instrucciones que indico para preparar el calabacín. La espinaca o la acelga fresca deben blanquearse, escurrirse y picarse. Y si son congeladas, solo asegúrate de que estén completamente descongeladas y de haberle exprimido toda el agua antes de usarlas.

Consejos y Trucos para Unas Tortitas de Calabacín Perfectas

  • Escurrir para obtener tortitas crujientes: El calabacín tiene un alto porcentaje de agua. Si no se le quita un poco de agua antes de cocinar las tortitas, las va a dejar muy blandurrias. Asegúrate de exprimir el exceso de agua. Para un resultado aún más crujiente, puedes usar harina de garbanzo (como en las pakoras), harina de arroz o polenta en lugar de la harina de almendras.
  • Tamaño de las verduras. El calabacín y la cebolla se deben picar muy finamente o rallar para que la tortita se compacte mejor.
  • Sartén caliente. Antes de colocar la masa en el sartén, asegúrate de que  el aceite esté bien caliente. Sabrás que el aceite ha llegado a su punto, si la masa chisporrotea cuando toca el sartén.
Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras. La foto está tomada con un ángulo de unos 45 grados y se ven las tortitas en un plato, dispuestas en semicírculo rodeando un pequeño bol con el dip de crème fraîche. Al fondo, en la esquina izquierda, se ve la punta de una tabla de madera con cebollino picado y la punta de un cuchillo. A bajo a la derecha se ve una puntita de un trapo de cocina color hueso.

¿Puedo Cocinarlas en el Horno?

Sí, también puedes cocinar las tortitas de calabacín en el horno. Esta es una opción de cocción perfecta si planeas hacer muchas, ya que puedes hacer un montón de una tirada.

Precalienta el horno a 220ºC. Coloca la masa en porciones en una bandeja para hornear forrada con papel de horno y dale forma de tortita a cada una. Rocía o unta una ligera capa de aceite sobre las tortitas y hornea durante 12-15 minutos.

Cómo Conservar las Tortitas de Calabacín

En la nevera: guarda las tortitas ya frías en un recipiente hermético y consérvalas en el frigorífico hasta 5 días.

En el congelador: guarda las tortitas ya frías en un recipiente hermético o en una bolsa para el congelador, colocando papel de horno entre ellas, si es posible – el papel evitará que se peguen entre sí. Puedes guardarlas hasta 2 meses en el congelador.

Como recalentarlas: descongela las tortitas en la nevera durante la noche, o déjalas en la encimera durante unos 30 minutos. Luego, simplemente recaliéntalas en un sartén con un poco de aceite (también puedes recalentarlas en el microondas, pero se volverán un poco más blanditas que si las recalientas en el sartén).

Más Ideas Fáciles para las Cenas de Entre Semana

Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras. En esta foto cenital se ven las tortitas en un plato, dispuestas en semicírculo rodeando un pequeño bol con el dip de crème fraîche. A bajo a la derecha se ve una puntita de un trapo de cocina color hueso.

Si haces esta receta de Tortitas de Calabacín, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras. En esta foto cenital se ven las tortitas en un plato, dispuestas en semicírculo rodeando un pequeño bol con el dip de crème fraîche. A bajo a la derecha se ve una puntita de un trapo de cocina color hueso.
5 from 1 vote

Tortitas de Calabacín (Sin Gluten)

Estas Tortitas de Calabacín con Crème Fraîche al Limón y Hierbas son fenomenales para las cenas entre semana. No contienen gluten y combinan huevos, calabacín y una mezcla de hierbas y especias que las hacen tan deliciosas como ligeras.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación25 min
Tiempo de Cocción5 min
Tiempo Total30 min
Sirve: 8 tortitas
Autor: Paula

Ingredientes

Tortitas

  • 600 g calabacín - rallado por los agujeros grandes del rallador (aprox 2 calabacines medianos)
  • 100 g cebolla - picada finamente (aprox 1 cebolla mediana)
  • 50 g harina de almendra
  • 2 huevos L - batidos
  • 1 cdta de ajo en polvo
  • 1 cdta tomillo seco
  • 1/4 cdta cayena - opcional
  • 1/2 cdta pimienta negra
  • 1/2 cdta sal - + 1 cdta extra para que el calabacín suelte su agua
  • Aceite de Oliva Virgen Extra

Dip

  • 2 cdas de crème fraîche
  • Zumo de medio limón
  • Pizca de sal
  • 1 cda de cebollino picado

Instrucciones

  • Pon el calabacín en un colador con la cucharadita de sal. Mézclalo bien y deja escurrir por un mínimo de 15 minutos – idealmente 30 minutos.
  • Mientras, perpara el dip. En un bol mezcla todos los ingredientes hasta que estén bien integrados. Reserva.
  • Escurre muy bien el calabacín (puedes hacerlo con tus manos, con un paño o una bolsa de tela).
  • Mezcla el calabacín con la cebolla, harina de almendra, huevos, especias y salpimenta.
  • Calienta un poco de aceite en una sartén a fuego medio. Una vez caliente, pon un par de cucharadas colmadas de masa y dale forma de tortita (exactamente 60 ml por tortita). Una vez los bordes se empiecen a dorar, dales la vuelta, aprox 2 minutos por lado. Una vez hechas, resérvalas y continúa con el resto de la masa hasta terminarla.
  • Sirve con el dip y a disfrutar!

Notas

  • Esta es una receta muy versátil que acepta muchas variaciones. Algunas ideas para inspirarte son:
    • Hierbas aromáticas. Puedes usar las especias y hierbas que quieras – romero, orégano, eneldo, perejil, cilantro o cebollino; todas van muy bien.
    • Queso. Siéntete libre de añadirle queso! Muy a menudo las preparo con queso feta desmenuzado, pero el queso de cabra o el halloumi troceados les irían de maravilla. Si quieres algo más fuerte, usa queso parmesano o pecorino. Si buscas un queso que se derrita, usa queso cheddar, provolone o mozzarella rallados.
    • Verduras. La coliflor, el brócoli, la zanahoria, los boniatos o incluso las «verduras de hoja» como la espinaca y la acelga, funcionarían muy bien tanto si las usas como complemento o reemplazando al calabacín. Si usas una verdura dura, como la zanahoria, prepárala según las instrucciones que indico para preparar el calabacín. La espinaca o la acelga fresca deben blanquearse, escurrirse y picarse. Y si son congeladas, solo asegúrate de que estén completamente descongeladas y de haberle exprimido toda el agua antes de usarlas.
  • Conservación
    • En la nevera: guarda las tortitas ya frías en un recipiente hermético y consérvalas en el frigorífico hasta 5 días.
    • En el congelador: guarda las tortitas ya frías en un recipiente hermético o en una bolsa para el congelador, colocando papel de horno entre ellas, si es posible – el papel evitará que se peguen entre sí. Puedes guardarlas hasta 2 meses en el congelador.
  • Como recalentarlas: descongela las tortitas en la nevera durante la noche, o déjalas en la encimera durante unos 30 minutos. Luego, simplemente recaliéntalas en un sartén con un poco de aceite (también puedes recalentarlas en el microondas, pero se volverán un poco más blanditas que si las recalientas en el sartén).

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Puntuación de la Receta




Únete a la Conversación

  1. Las hemos hecho en casa y muy buenas!! Tanto solas como con el dip!5 stars

    1. Paula Author says:

      Aix, es que como me alegro de que os gusten de todas las maneras :).

Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close