Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada

548

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada, con su aroma a frutos secos tostados que te hace saltar las lágrimas. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado.

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Cuando a inicios de este año compartí las Cookies Americanas de Chocolate Auténticas , estas fueron toda una revolución en TikTok. Gustaron un montón y una chica me dio una idea de variación: usar mitad harina y mitad avena. Me quedé con esa idea y ahora que han vuelto a bajar las temperaturas me dije «tengo que probar esa idea de galletas de avena y chocolate de una vez». He hecho varias pruebas de ingredientes, consistencia, horno… Y al final ha salido un re-ce-tón creo que puedo decir. En mi entorno y en el trabajo de mi pareja han triunfado, lo que me ha dado confianza para compartirlas sí o sí.

Al final he hecho algunos cambios más que no solo usar mitad harina y mitad avena, y son justo estos cambios los que hacen que estas cookies de avena y chocolate sean realmente especiales y que destaquen. Pero vamos, que no me enrollo más y a por los detalles.

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Ingredientes para Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada

Esta receta de cookies de avena no requiere de ingredientes especiales pero me gustaría dejarte algunas sobre cosas interesantes y que afectan al resultado final de la receta.

  • Mantequilla: la uso sin sal porque me gusta ajustar la sal al gusto. En esta receta la vamos a tostar para aportar un toque como acaramelado, de fruto seco a la receta, que queda genial con la avena.
  • Azúcar blanco y moreno: el azúcar moreno da este toque como a caramelo y un poco de color, ayudando a tener un centro más blandito. El azúcar blanco encuentro que es lo que permite que queden esos bordes crujientes y también ayuda a que la galleta se extienda. Si puedes encontrar soft light brown sugar, tan clásico en USA y UK, te lo recomiendo al típico azúcar moreno que encontramos aquí que es menos fino y viene de la remolacha, no de la caña de azúcar. Pero bueno, desde que estoy en España siempre uso el típico azúcar moreno (en la videoreceta lo podéis ver) y quedan tal y como ves en las fotos con casi la misma textura que si usase el otro tipo.
  • Huevos: es lo que da esponjosidad y liga el resto de ingredientes.
  • Vainilla: para un toque de sabor. Siempre que puedas usa extracto, vainilla en polvo o en pasta pero evita «aroma de vainilla», ya que este es artificial y no aporta aroma a vainilla de verdad (es ese olor de los flanes de vainilla de toda la vida del súper y no el que tiene por ejemplo un buen helado de vainilla).
  • Harina: común o de todo uso. Si usas de repostería o de fuerza te afectará a la textura, haciendo que las galletas queden más o menos parecidas a la textura de un bizcochito o que suban más o menos.
  • Avena: tienen que ser copos de avena enteros, los «gruesos» (como si se hubiese aplastado el grano de avena), no los finos que se usan para gachas. Si usases finos estos harían que la masa quedase más densa y casi ni se expandiera.
  • Sal: en la masa realza los sabores y luego el toque final (opcional) es porque me encanta como combina la sal con el chocolate.
  • Bicarbonato de sodio: es el agente leudante de esta receta. Reacciona con los ácidos, y tanto el chocolate como el azúcar moreno son elementos con ph ácido. Ayuda a dar un poquito de esponjosidad.
  • Chocolate: yo suelo usar una barra de chocolate que funda bien y la corto a trozos para luego encontrarme partes de chocolate grandes en las galletas. Si usas chips de chocolate, ten en cuenta que algunos no funden (y están especialmente pensados para que así sea), por lo que si quieres que te quede el chocolate como ves en las fotos, asegúrate de que son chips de chocolate que sí que se funde.
Masa de Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada en un bol con chocolate troceado encima sin integrar. | Receta de Paula's Apron

La Mantequilla Tostada es Oro

Usar mantequilla tostada en recetas donde hay pocos ingredientes y todos son muy básicos es un truco increíble para llevarlas a otro nivel sin casi nada de esfuerzo extra. Es el secreto que hace que estas cookies de avena y chocolate tengan un no-sé-qué que hace que todo el mundo siempre quiera más de una.

La mantequilla tostada es la famosa brown butter que a lo mejor has visto por las redes sociales o en blogs en inglés, y es lo que los franceses llaman beurre noir en su versión más oscura o beurre noisette cuando tiene un tono avellana. Es muy fácil de hacer pero hay algunas cosillas a tener en cuenta:

  • Hazla a fuego medio-bajo para poder controlar bien el punto final.
  • Al principio tarda un ratillo a que empiece a coger calor, por lo que durante los primeros minutos no nos tenemos que preocupar mucho de ella.
  • De golpe pero, a la que se empieza a tostar, puede pasar de un color dorado precioso a quemado en un momento, por lo que tenemos que vigilarla y no podemos distraernos.
  • Cuando esté con el tono que buscas, transfiérela a un bol resistente al calor para enfriarla un poco y que no se continúe cocinando demasiado.
  • Es normal que veas unos puntitos oscuros cuando la mantequilla esté derretida y empiece a tostarse, son los sólidos lácticos de la mantequilla que primero forman una espuma y luego caen al fondo, donde se oscurecen.

Como Ajustar la Textura de Estas Cookies de Avena

Igual que con la receta de Cookies Americanas clásicas, estas cookies de avena y chocolate quedan con un borde crujiente y blanditas por el centro estando 100% cocinadas. Puede ser que a ti te gusten más blanditas en general o, al revés, más crujientes. Te vuelvo a dejar aquí como afectan la temperatura y tiempo de horneado para variar la textura manteniendo los mismos ingredientes y que así no tengas que ir a la otra publicación :).

Tiempo de Horneado

Como más tiempo las dejemos en el horno, más crujientes quedarán en su totalidad. Como menos tiempo, más blanditas y menos borde crujiente. ¡Mi recomendación es vigilar de no pasarse con el tiempo de horneado! Cuando las saques del horno parecerá que no están del todo hechas, pero esto está BIEN, y sí que realmente lo están. Ten en cuenta que se continuarán cociendo mientras se enfrían, y durante el enfriado también se asientan.

Temperatura

Como más baja, y con el mismo tiempo de horneado, más blandita quedará la cookie en general y más plana. Como más alta, más estilo «masa cruda» (chewy como dicen en inglés pero a día de hoy no he encontrado una buena traducción). Una temperatura demasiado alta puede hacer incluso que la base quede demasiado dura. El punto medio es lo que permite ese balance entre blandita y crujiente por los bordes.

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Como Conservar Estas Cookies de Avena y Chocolate

Estas cookies se mantienen muy bien en un recipiente hermético. Eso sí, a medida que pasa el tiempo el crujiente desaparece y el chocolate se endurece. Para conseguir que el chocolate vuelva a estar derretido, puedes ponerlas unos segundos al micro o como me enseñó mi amigo Llorenç, si te las comes con un te o café caliente, pon la galleta encima de la taza unos segundos ;).

También puedes congelar la masa antes de hornearla para hacer las galletas otro día, aquí puedes encontrar todos los detalles de como hacerlo.

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Algunas Preguntas Frecuentes

¿Por qué mis cookies han quedado tan gruesas?

Si el problema es que te quedan muy gorditas en comparación a como las ves en las fotos, puede ser por varios motivos:

  1. Que la masa esté muuuuuy fría. Esto hará que se cuezan sin desparramarse demasiado ya que la mantequilla no tendrá tiempo de fundirse. ¿Te ha costado hacer bolas con la masa y después de hacer las bolas y ponerlas en la bandeja las has horneado directamente? Si la respuesta es sí, este es el motivo.
  2. Que la temperatura del horno sea demasiado alta. Todos los hornos marcan como les da la gana, por lo que ya sabes que siempre recomiendo usar un termómetro de horno (los hay por 5€), yo siempre lo uso y me baso en su lectura para indicaros los tiempos y temperaturas de las recetas, ya que no mienten XD.

Ten en cuenta que en este caso hay algunas diferencias con las Cookies Americanas Clásicas porque estamos usando mantequilla derretida en la receta, y no a punto pomada, y los copos de avena también hacen que se expanda menos la masa que si solo usásemos harina.

Si simplemente quieres las cookies de avena más planas, entonces lo que haría sería usar la masa a temperatura ambiente. Sácala de la nevera 1 hora antes de hornear como mínimo hasta que esté como plastilina.

Como menos fría esté la masa, y por lo tanto la mantequilla de la masa, más rápido se extenderá la cookie durante el horneado y más fina quedará.

¿Por Qué mis cookies se espachurran?

Puede ser por un lado porque la masa está demasiado blanda. En esta receta recomiendo aplastar un poco las bolas de galleta antes de hornearlas porque cuento con que la masa no estará a temperatura ambiente, sino un poco fría. Si tu masa está a temperatura ambiente, no chafes las bolas de masa después de ponerlas en la bandeja de horno.

También asegúrate de no untar la bandeja de horno con mantequilla o aceite para que las galletas no se peguen. Usa un silpat o papel de horno.

En cualquier caso, estas cookies de chocolate se expanden, y es normal, por eso en la receta veréis que las bolas de masa se tienen que poner en la bandeja de horno separadas.

¿Puedo Sustituir el Chocolate Negro?

Para empezar, puedes usar el chocolate que más te guste, blanco y con leche valen, simplemente ten en cuenta que no quedarán exactamente igual. También puedes usar frutos secos: nueces, avellanas, nueces pecanas… para acompañar al chocolate o sustituirlo completamente. Otras ideas son Reese’s como te comentaba arriba, lacasitos, sprinkles… Lo que más te guste :).

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Más Galletas y Barritas para Enamorar

Si haces esta receta de Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada, deja un comentario y una puntuación para que sepa qué te ha parecido. ¡Tu opinión vale millones! Ah, y no te olvides de etiquetarme en Instagram, me encantaría ver tus creaciones. ¡A cocinar!

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más increíbles es el toque de mantequilla tostada con su aroma a frutos secos tostados. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie (por eso no la llamo galleta como tal), y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado. | Receta de Paula's Apron

Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada

Estas Cookies de Avena y Chocolate con Mantequilla Tostada son una variación deliciosa de las clásicas cookies americanas. El toque de la avena aporta textura y lo que las hace aún más especiales es el toque de mantequilla tostada. Quedan crujientes por fuera y blanditas por el centro, como una buena cookie, y personalmente me encantan con un toque final de sal marina para ese contraste dulce-salado.
Imprimir Receta Pin Receta Valora
Tiempo de Preparación10 min
Tiempo de Cocción12 min
Tiempo de Refrigeración30 min
Tiempo Total52 min
Sirve: 30 galletas
Autor: Paula

Ingredientes

  • 230 g de mantequilla - sin sal
  • 100 g de azúcar blanco
  • 150 g de azúcar moreno
  • 2 huevos L - a temperatura ambiente
  • 1 cdta de extracto de vainilla
  • 250 g de harina común
  • 150 g de copos de avena - gruesos (no los finos para gachas rápidas)
  • 1 cdta de sal
  • 1 cdta de bicarbonato de sodio
  • 300 g de chocolate negro - troceado o chips de chocolate
  • Sal marina - opcional

Instrucciones

  • Derrite la mantequilla en un cazo a fuego medio-bajo, removiendo de vez en cuando hasta que espume, coja un color tostado y desprenda como aroma a fruto seco tostado. Viértela en un bol grande resistente al calor y deja que se enfríe (suelo usar este rato de enfriamiento para preparar el resto de ingredientes).
  • Añade los azúcares, los huevos y la vainilla a la mantequilla tostada y mezcla hasta obtener una mezcla uniforme.
  • Añade la harina, los copos de avena, el bicarbonato de sodio y la sal, y mezcla con la ayuda de una espátula.
  • Añade el chocolate troceado, excepto un puñado que usaremos al final.
  • Tapa el bol y refrigera la masa como mínimo 30 minutos para que se potencien los sabores y no esté tan blanda. Puede estar en la nevera hasta 3 días.
  • Cuando estés listo para hornear, precalienta el horno a 175ºC con calor arriba y abajo sin ventilador (160ºC con ventilador).
  • Haz bolas con la masa del tamaño de 1,5 cucharadas (yo uso una cuchara de sacar bolas de helado de esta capacidad), y disponlas en una bandeja de horno forrada con papel de horno o silpat, dejando al menos 5 cm de espacio entre ellas para que no se peguen. Pon los trozos de chocolate reservados sobre cada una y aplástalas ligeramente.
  • Hornea durante 12 minutos o hasta que los bordes justo hayan empezado a dorarse.
  • Retira del horno y, opcionalmente, golpea la bandeja contra la encimera 1-2 veces para deshincharlas un poco. Deja que las galletas se enfríen en la bandeja, continuarán haciéndose un poco.
  • Espolvoréalas con un poco de sal marina y atácalas mientras están tíbias (muy recomendable) o déjalas enfriar y guárdalas en un recipiente hermético. ¡A disfrutar!

Notas

  • Puedes congelar la masa. Una vez hayas hecho todas las bolitas con la masa, pon las que vayas a congelar en una bandeja antiadherente o con papel de horno y congela durante unos 30 minutos para que endurezcan (si pasa más tiempo no te preocupes, ¡pero no te olvides de ellas!). Después de este rato, transfiere las bolas de masa a un recipiente hermético o en una bolsa apta para congelar (preferiblemente de silicona reutilizable o una de plástico re-aprovechada).Cuando las vayas a hornear, mientras el horno se precalienta, pon las bolas en la bandeja y sigue el proceso normal que indico en la receta :). Este ratillo fuera del congelador hará que no estén duras como una roca y permitirá que luego se extiendan bien durante el horneado.

¿Has hecho la receta?

Dime, ¡¿qué te ha parecido?! Deja un comentario a continuación y etiqueta @paulasapron en Instagram y/o usa el hashtag #paulasapron.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Puntuación de la Receta




Like
Close
Have Fun & Cook with Paula's Apron
© Paula's Apron 2022. All rights reserved.
Close